SUSCRIBITE por $49
martes 27 de febrero de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Transatlantic Dialogue Center

"Rusia puede detener esta guerra, Ucrania no"

Repasamos la invasión de Rusia a Ucrania con especialistas del Transatlantic Dialogue Center de Kiev

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
2 de octubre de 2023 - 19:21 Por Redacción El Archivo

Desde El Archivo hemos ido siguiendo paso a paso la situación en Ucrania, desde el inicio de la invasión de Rusia pergeñada por Vladimir Putin, en febrero de 2022. Más allá de compartir con nuestros lectores las vicisitudes del avance del combate, nos focalizamos en aspectos colaterales pero no por ello menos importantes que el propio enfrentamiento de tropas. De hecho, esos aspectos son los más relevantes de toda guerra, porque son los que marcan las consecuencias que este tipo de conflictos dejan en las sociedades que los sufren.

Dicho seguimiento lo hicimos con la colaboración del Transatlantic Dialogue Center (TDC), una organización de la sociedad civil ucraniana, con sede en Kiev, que desde el inicio del conflicto ha generado materiales para ayudar a la comprensión de la invasión dispuesta por Putin. Por estos días, de visita en Argentina, conversamos con Oleksandr Slyvchuk, Coordinador del programa de cooperación para España y Latinoamérica del TDV y con Alina Rógach, Analista de dicho programa.

A continuación, compartimos sus conceptos y aprovechamos para hacer un repaso de los aspectos salientes de esta invasión que sigue teniendo en vilo al mundo.

¿Cómo esta Ucrania hoy?

Ucrania sigue con el mismo rumbo que antes. La resistencia armada sigue adelante. Hay problemas económicos y pérdida de vidas, pero la sociedad no pide al gobierno que firme rendición.

¿Qué reacción hay ante las supuestas propuestas de otros países, como Francia, de intentar un acercamiento entre las partes para poner fin al conflicto?

Eso es algo que irrita especialmente a la sociedad ucraniana. Eso enfada a los ciudadanos, porque da la impresión de que los aliados no nos quieren apoyar. Zelenski responde al pedido de la sociedad, no lo puede cambiar. Creo que él entiendo muy bien que no existe otra posibilidad. Y hay una cosa importante que hay que repetir. Crimea es parte de esto. Crimea es parte de lo que hay que recuperar. Con Crimea rusa nosotros quedamos con la costa marítima bloqueada.

¿El apoyo popular a Zelenski sigue siendo muy alto?

Sí, el pueblo ucraniano sigue apoyando a nuestro presidente. La voluntad del pueblo ucraniano es muy fuerte para resistir a Rusia. A pesar de las apropiaciones de niños, de los cortes de luz, la voluntad del pueblo es resistir a Rusia.

image.png
Zelenski mantiene un nivel de apoyo muy alto

Zelenski mantiene un nivel de apoyo muy alto

¿Ven que fue cambiando el apoyo de los países occidentales?

Creo que no. Porque muchos países han ido aumentando su apoyo, por ejemplo Alemania. Mucho armamento ha llegado desde Alemania, mucho más que al inicio del conflicto. Son contundentes en su estrategia de desgastar a Rusia. La idea de Occidente es que Rusia pierda y no sea capaz de volver a iniciar una cruzada similar en el futuro. Tenemos dos opciones: ir hasta el final, o quedar con Rusia en la frontera, amenazante, durante mucho tiempo.

Aquí en El Archivo comentamos sobre los enormes costos que esta situación genera para Rusia. Por ejemplo, destacamos que la economía ucraniana también ha sufrido las mayores pérdidas de la historia de la independencia. En 2022, se registró una caída sin precedentes del 30,4% del PIB. Los bombardeos rusos, las numerosas destrucciones, un sistema energético dañado, entre otras cosas, provocaron enormes pérdidas empresariales, inflación y un aumento del desempleo.

¿Hay espalda para soportar el día a día de la guerra? ¿Puede llegar un momento en el que la gente prefiera un mal acuerdo a seguir con la guerra?

Eso se lo preguntaron a Zelenski. Y él dijo que con apoyo de Occidente o sin apoyo, la postura es la misma. Es una cuestión de soberanía. Si nos rendimos, perdemos todo. Quienes ya murieron lo hicieron por algo. Acordar sería traicionarlos. Rusia puede detener esta guerra, Ucrania no.

Ustedes viven en Kiev. ¿Se siente la guerra allí?

Se siente menos que en las ciudades fronterizas. Pero vives con militares en la calle, se siente la guerra. Hay alarmas. Por la noche hay bombardeos a veces. Cuando vas más cerca del frente, se siente más y más. Tenemos toque de queda todavía. Hay ataques cerca de Kiev.

image.png
Kiev, la capital ucraniana, también sufrió ataques.

Kiev, la capital ucraniana, también sufrió ataques.

Meses atrás, justamente Alina Rogách, compartió en nuestro sitio una nota sobre la expropiación de niños ucranianos por parte de Rusia, tema que hoy tiene a Putin y a varios funcionarios denunciados por crímenes de lesa humanidad. En aquella nota, La "reeducación patriótica" de los niños ucranianos, Alina nos contaba las atrocidades cometidas por Rusia en Ucrania. Por ejemplo, que se estimaba en más de 200.000 los niños expropiados de Ucrania, aunque oficialmente solo se registraba a un 10%. Además, que Rusia simplificó el procedimiento para adquirir la ciudadanía para los niños que estaban bajo ocupación, y esto crea una oportunidad para que los rusos los adopten. Los cambios en la legislación rusa que están planeando permitirían cambiar el estado civil de estos niños en menos de 24 horas, modificando sus apellidos, nombres, lugares y fechas de nacimiento para que se conviertan en rusos perfectos.

También en una nota de este año, Oleksandr Slyvchuk nos contaba que “El traslado de estos niños y niñas es el paso inicial para su transformación educativa y cultural. Por su corta edad, son permeables a incorporar nuevas formas, ideas, valores y creencias. Son chicos. Desde la formación en las escuelas, los niños y niñas son expuestos a la enorme batería de propaganda rusa y, por ende, forzados a abandonar sus creencias ucranianas”.

Hay consenso internacional sobre la comisión de crímenes de guerra por parte de Putin. ¿Piensan que hay evidencia clara sobre eso y creen que habrá justicia?

Creo que sí. Esto va a seguir por muchos años. Existen los antecedentes de Yugoslavia y de Ruanda, cuando los tribunales y los procesos continuaron muchos años después de la guerra. Además, para Rusia, mantener a un presidente que no puede salir de Rusia, ni siquiera a países aliados, por temor a ser detenido, tampoco es sostenible. Podría haber un intercambio: que Rusia entregue a Putin y otros altos funcionarios, y que occidente baje las sanciones. Porque Rusia no puede estar aislada mucho más tiempo.

Ya se habla sobre la creación de un tribunal especial de justicia. Ya hay orden de detención de Putin por la expropiación de niños, que es un crimen de guerra. Hay consenso sobre que la expropiación de niños es un crimen de guerra, eso es un hecho, no hay dudas.

image.png

En enero de este año, el Transatlantic Dialogue Center llevó a cabo un evento virtual con una enriquecedora agenda de debate y exposición titulada “Invasión de Rusia a Ucrania: trampas de narrativas rusas”, que compartimos aquí en El Archivo. Allí se expusieron las diversas estrategias de Rusia para ganar la batalla dialéctica en el mundo. Pero esa misma batalla tiene correlato al interior de Ucrania. Por eso consultamos con nuestros entrevistados cómo es la relación entre los ucranianos en la propia Ucrania.

¿Cómo ven la convivencia entre los ucranianos, a partir del conflicto? Es decir, entre los ucranianos ruso hablantes y los que tienen un origen más local.

En la sociedad no hay tal ruptura. Como ejemplo, muchas personas que hasta 2022 escribían en sus redes sociales en ruso, siendo ucranianos, desde entonces comenzaron a escribir en ucraniano. En la mayor parte de los casos, el efecto que generó Putin incluso en los rusoparlantes fue el contrario.

image.png
Putin y su canciller, Lavrov, están apuntados por la comisión de crímenes de lesa humanidad.

Putin y su canciller, Lavrov, están apuntados por la comisión de crímenes de lesa humanidad.

Para cerrar. ¿En qué están trabajando ahora?

Nosotros nos concentramos en contar en el exterior lo que está sucediendo en Ucrania. Hacemos viajes para explicar a nuestros contactos lo que pasa y concientizar sobre lo que está pasando. También operamos como contacto con nuestros socios de América latina, incluso para nuestros parlamentarios y funcionarios. Por ejemplo, solo dos países latinoamericanos apoyan la iniciativa ucraniana de crear un tribunal especial para juzgar a Putin y otros funcionarios: Guatemala y Costa Rica. Uruguay, Chile y Paraguay están muy cercanos a nuestra postura y ojalá puedan sumarse pronto.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar