SUSCRIBITE por $49
domingo 19 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Las nueva relaciones exteriores

Argentina acusó a Irán por Amia y condenó su ataque a Israel

La postura de Argentina es diametralmente opuesta a muchos de sus vecinos donde se advierte la influencia de la teocracia asiática es palpable.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
17 de abril de 2024 - 17:37 Por Uriel Salamon

Desde El Archivo hemos venimos destacando tanto el cambio de la postura en política exterior de Argentina como de la creciente influencia de Irán en Latinoamérica. Argentina ahora condena a Irán y se diferencia de varios de sus vecinos que han venido desarrollando importantes vínculos con Iran.

La nueva postura Argentina en política exterior

En relación al primer punto, la llegada de Javier Milei a la presidencia ha mostrado una profunda modificación en la impronta de sus relaciones internacionales. Un fuerte alineamiento a EEUU, con la adquisición de los aviones F16, luego de dos años de coqueteo del anterior gobierno con los F17 de China, el encuentro del presidente Milei con la jefa del comando sur de EEUU, Laura Richardson, en Ushuaia, prometiendo una base naval, dando por tierra el proyecto de Tierra del Fuego de una " terminal portuaria" de China, un fuerte acercamiento al Estado de Israel, con visita incluida y tomando postura clara en el reciente conflicto desatado entre ese país e Irán. Justamente Irán, sospechado de haber sido autor intelectual de los atentados terroristas sufridos por la Argentina, la sede de la embajada de Israel en 1992 y el edificio de la sede de la comunidad judía (AMIA) en 1994, cuestión sobre la que la justicia se expidió estos días.

Es importante resaltar entonces que este cambio de postura de Argentina, llevado al punto, de emitir un comunicado de condena al ataque realizado por Irán mediante drones suicidas y misiles contra Israel, lo diferencia profundamente de muchos países latinoamericanos, en los cuales, la influencia política, económica y militar de Irán viendo siendo palpable y constante.

La postura Argentina contra Irán

La llegada de Javier Milei a la presidencia marcó un fuerte punto de inflexión en ese sentido en la relación con Irán. Si bien, desde los atentados de la década del 90, las relaciones diplomáticas nunca se han vuelto a normalizar, la relación con la teocracia asiática ha pasado por diversas etapas: desde el discurso de Néstor Kirchner en la ONU, reclamando " falta de colaboración" hasta el intento de memorandum de entendimiento a firmar con el propio Irán.

Desde el punto de vista de la justicia, a pesar de los 30 años transcurridos, la investigación no solo no llegó a nada, sin que incluso se llegó a juzgar al juez que llevó la causa y otros funcionarios por entorpecimiento y encubrimiento. Solamente la iniciativa del entonces fiscal a cargo de la unidad especial AMIA, Alberto Nisman, intentó avanzar sobre la pista iraní y denunció, ante el juzgado del juez Lijo, por encubrimiento a Cristina Fernández de Kirchner por «decidir, negociar y organizar la impunidad de los prófugos iraníes en la causa AMIA con el propósito de fabricar la inocencia de Irán» y pidió su indagatoria".

El fiscal incluyó en la denuncia al canciller Héctor Timerman, al diputado Andrés Larroque y a Luis D'Elía. Según la denuncia, la entonces presidenta instruía al diputado Larroque, quien, a su vez, se comunicaba con Luis D'Elía y Fernando Esteche (dirigente del Movimiento Patriótico Revolucionario Quebracho). la denuncia de Nisman, la ex presidenta habría negociado levantar las acusaciones para poder realizar transacciones comerciales y comprarle petróleo barato a Irán. Las negociaciones secretas habrían culminado con el Memorándum de Entendimiento. Sin embargo la aparición de Nisman sin vida, el día anterior a su presentación en el Congreso, su muerte nunca esclarecida, sospechada de hasta haber sido ordenada desde Irán taponó esa investigación.

No obstante, la semana pasada, un fallo emitido por la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal de Argentina, que analizaba cuestiones diversas relacionadas a la investigación del atentado a AMIA, responsabilizó a la organización chiita libanesa Hezbollah ("Partido de Dios") actuó bajo directivas y financiamiento del Gobierno de Irán y fue la responsable del ataque. La justicia argentina y a Irán por el mismo y tipificó el delito como un "crimen de lesa humanidad". En el dictamen judicial se señala que la acción terrorista fue planificada durante una reunión en la ciudad de Mashhad (noreste del país, la segunda ciudad más poblada, después de Teherán), con altos funcionarios iraníes y miembros de la legación diplomática iraní en Buenos Aires, quienes ordenaron la comisión de un ataque por intermedio de Hezbollah. El fallo cita a varios ciudadanos iraníes entre los acusados, algunos de los cuales ocupaban posiciones de alto nivel en Irán, al que califica de "Estado terrorista". Entre quienes desempeñaron roles específicos figuran Mohsen Rabbani, por aquel entonces agregado cultural de Irán en Buenos Aires y a quien se le considera uno de los principales organizadores del atentado, y Ahmad Reza Asghari, otro funcionario iraní en Buenos Aires, también vinculado a la logística del atentado.

Por supuesto, esto ha sido rechazado enfáticamente por Irán, al considerar que el veredicto final es un torpe movimiento falto de base legal y judicial e indica la aplicación de un nuevo proyecto de los enemigos de la República Islámica de Irán, especialmente del régimen sionista (Israel)" y condenando la decisión como "políticamente motivada". La respuesta de Irán por supuesto se motiva en el cambio claro de postura de política exterior de Argentina más cercana a EEUU y sobre todo a Israel, siendo Argentina el único país de la región que elaboró un comunicado de condena al ataque misilístico perpetrado por Irán contra Israel.

bibi milei.jpg
Javier Milei, presidente de Argentina, en su visita a Israel, junto al primer ministro Benjamin Netaniahu, mostrando un claro cambio de postura en la política de Medio Oriente

Javier Milei, presidente de Argentina, en su visita a Israel, junto al primer ministro Benjamin Netaniahu, mostrando un claro cambio de postura en la política de Medio Oriente

La postura argentina marca una clara diferencia con varios de sus vecinos latinoamericanos donde Irán viene desde hace tiempo dejando una profunda huella marcada por diversos acuerdos políticos, económicos y militares.

La profunda huella de Irán en Latinoamérica

La presencia de Irán en el subcontinente se viene presentado y creciendo desde las épocas en las que el entonces presidente iraní Mahmud Ahmadineyad(2005-2013) comenzó a vincularse con líderes que reunían particularmente dos características: Populistas y de discurso profundamente antiestadounidense, en ese sentido fue forjando sus primeras alianzas con Hugo Chávez de Venezuela, Evo Morales de Bolivia y Daniel Ortega de Nicaragua. A continuación detallaremos como esos primeros acercamientos a mediados de la primera década del siglo XXI se tradujeron con el tiempo en una profunda presencia iraní en diversas áreas.

IRAN-VEN.png

La relación de Irán con Venezuela, es de larga data y de las fuertemente consolidadas, habiendo comenzado en las presidencias de Chavez y Ahmadineyad, fueron continuados y ampliadas por sus sucesores, encontrando como eje común la enemistad y las sanciones de EEUU. Al comenzar Maduro su presidencia en 2013, más de 80 empresas iraníes operaban en Venezuela y más de 270 memorandos de entendimiento definían dicha relación.

Por supuesto esta relación incluyó al área armamentística y seguridad con la colaboración con la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (CAVIM) para el desarrollo de componentes de misiles y aviones no tripulados. En 2010,Venezuela se convirtió en el punto de entrada de las fuerzas Quds iraníes, poderoso brazo paramilitar de élite del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC), la organización militar más grande de la República Islámica de Irán y considerada por Estados Unidos como un grupo terrorista. De hecho Venezuela presentó al Antonio José de Sucre 100 (ANSU 100) fue presentado como un aparato "de observación, reconocimiento y ataque, con capacidad antitanque y antipersonal", mientras que el Antonio José de Sucre 200 (ANSU 200) fue descrito como una nave de "ala voladora, velocidad, alto sigilo y capacidad de observación, reconocimiento, ataque, caza antidrones, supresión defensa aérea enemiga". Sin embargo, diversos expertos han apuntado que al menos el ANSU 100, en realidad, es una versión modernizada del dron iraní Mohajer 2.

La colaboración se amplió y en 2021, se hizo entrega de lanchas de ataque de la clase Zolfaghar,misiles antibuque Nasr-1, y los drones mencionados utilizados luego , en ataques contra disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarios de Colombia (FARC) en el estado de Apure en mayo 2022. Otra de las áreas de colaboración tienen que ver con la facilitación de movimientos y penetración cultural y comunicacional, el suministro de pasaportes ilegítimos, por parte del régimen chavista facilitó, posiblemente, la entrada de iraníes a la región. Así, Venezuela se convirtió en un centro clave para el apoyo de Irán a los centros culturales islámicos en toda el área, los cuales, entre otros fines, se utilizaron para reclutar a jóvenes interesados en el islam, así como para realizar actividades de divulgación y propaganda.

En cuestiones más comerciales, Irán fue clave en prestar asistencia a la castigada industria petrolera venezolana, castigada en parte por las sanciones pero también por la mala administración de Maduro En medio de la crisis, Irán jugó un papel clave en la reparación de las refinerías del régimen y en el suministro de gasolina para devolver una mínima funcionalidad a la economía venezolana, aliviando las presiones políticas sobre Maduro. Esta ayuda se hizo evidente cuando, en abril de 2020, la aerolínea iraní Mahan, empezó a realizar una serie de vuelos proporcionando expertos, componentes y material necesarios para reparar la refinería venezolana de Cardón En mayo de 2020, Irán entregó al país los cinco primeros cargamentos de gasolina en camiones cisterna, 1,53 millones de barriles en total, valorados en 43 millones de dólares y para 2022, Irán había suscrito un acuerdo de reparación por la suma de 116 millones de dólares para la refinería El Palito,y se había comprometido a restaurar el complejo de la refinería de Paraguaná. La presencia de Irán es tan robustecida en Venezuela que en junio de 2022 firmaron un acuerdo de colaboración multidominio de 20 años de duración que abarca la ciencia y la tecnología, la agricultura, las comunicaciones y el turismo, entre otros rubros. EN junio de 2023 Maduro recibió la visita de su par Ebrahim Raisi, acompañado por su ministro de Defensa, Mohammad Ashtiani, y otro personal de nivel ministerial. La visita de Estado de Raisi a Venezuela produjo otros 12 acuerdos en una serie de puntos que van desde los “intercambios académicos” pasando por la donación de automóviles, hasta la compra de ganado venezolano.

bolivia iran.jpeg

El vínculo entre Bolivia e Irán tiene como hito septiembre de 2007, con la visita Presidente de Irán Mahmud Ahmadineyad al ser la primera vez que un presidente iraní (antiguo Imperio Persa) llegaba a pisar territorio boliviano en toda su historia. En ese momento se firmaron acuerdos y memorandums en área como hidrocarburos, minería, producción, industria, agricultura, ciencia y tecnología, etc. La gentiliza fue devuelta cuando el 1 de septiembre de 2008, el Presidente de Bolivia Evo Morales Ayma, llegó por primera vez a la ciudad de Teherán. Fue una visita oficial de dos días de duración donde se ratificó la cooperación económica y la inversión entre ambos países.

A pesar del enfriamiento de relaciones en el periodo de Jeanine Añez en la presidencia de Bolivia (2019-2020), con el retorno del MAS al poder, presidido por Luis Arce, se reestableció el vínculo con Irán. Y en 2023 este vínculo se estrechó fuertemente cuando ambas naciones firmaron un Memorándum de Entendimiento en el área de defensa y seguridad. El mismo fue firmado en Teherán por el ministro de Defensa de Bolivia, Edmundo Novillo Aguilar, y su par iraní, Mohammad Reza Ashtiani.

A dicho acuerdos sumó el encuentro que, durante la VII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Foro de Países Exportadores de Gas, celebrada en Argelia, mantuvieron los presidentes de Bolivia, Luis Arce, y de Irán, Ebrahim Raisi, en el cual prometieron intensificar su colaboración bilateral. Si bien aún no conocen mayores detalles, el ministro de Hidrocarburos y Energías de Bolivia, Franklin Molina, informó que el presidente Luis Arce baraja con las autoridades de Irán la posibilidad de sostener acuerdos con la estatal Compañía Nacional de Petróleo Iraní (NIOC).

En la reunión se abordaron temas de cooperación en el ámbito energético y también posibilitar el intercambio para países en materia de combustibles que es un aspecto siempre importarte con la empresa NIOC. Un dato no menor al respecto: según datos de la Agencia Internacional de Energía (AIE), la producción diaria de petróleo en Irán en 2023 alcanzó los 2,99 millones de barriles, un aumento de 440.000 barriles en comparación con 2022, marcando también la cifra más alta desde 2018.

Los nuevos acuerdos generan alerta si se tiene en cuenta que recientemente el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat) que analiza lavado de dinero dio a cuenta un informe sobre Bolivia en el cual detalla que 71 entidades fueron identificadas “como un grupo vulnerable para ser usadas indebidamente”. Del total, 48 corresponden a ONGs extranjeras que reciben recursos de fuente internacional y 23 organizaciones religiosas y espirituales que cuentan con filiales en territorio boliviano, con sede principal en el exterior y las nacionales que tienen como doctrina al Islam. Cuestión que Irán ya viene llevando adelante como hemos destacado en una reciente nota sobre la penetración cultural como "cabecera de playa" para otros fines. En el caso de Bolivia, la cuestión se agrava si se tiene en cuenta que esto es potenciado por el propio Estado.

iran nic.jpeg

Para finalizar el análisis de la presencia iraní en el continente, nos centramos en el último punto del eje Caracas-La Paz-Managua, donde la presencia persa está más instalada.

Si bien el vínculo se inició en 2007, durante 15 años no hubo demasiada actividad en la relación bilateral entre Nicaragua, gobernada entonces y ahora por Daniel Ortega e Irán. No obstante, los convenios comenzaron a revitalizarse desde 2022, cuando se anunció el denominado “Programa de cooperación integral entre el Gobierno de la República Islámica de Irán y el Gobierno de la República de Nicaragua”, firmado en Teherán por el canciller nicaragüense, Denis Moncada, y su homólogo iraní, Hossein Amir-Abdollahian. Se trató entonces del del acuerdo número 14 firmado entre ambos países en temas de cooperación en lo que ese año, de acuerdo con la información divulgada por la Cancillería nicaragüense.

Luego en 2023, la visita del presidente iraní Ebrahim Raisi a Managua permitió la firma de tres memorandum. Uno básico, el primero, que es de entendimiento y que tiene que ver con la creación de la comisión mixta intergubernamental para la cooperación económica, comercial y el intercambio científico técnico entre los gobiernos de la República de Nicaragua y de la República islámica de Irán”. El segundo firmado es el que tiene que ver con el tema de los poderes de justicia, “o sea de la Corte Suprema de Justicia de la República de Irán y de Nicaragua" Y un tercer memorando que tiene que ver con "las medicinas, equipos y suministros médicos en laboratorio y farmacéuticos, entre el Ministerio de salud y educación médica de la República islámica de Irán y el Ministerio de salud de la República de Nicaragua”.

A

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar