SUSCRIBITE por $49
miércoles 15 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
La ignorancia diplomada

Israel atacado por antisemitas disfrazados de activismo propalestino

La guerra que Israel lleva en Gaza no se da solo en el campo bélico: autodenominados pro palestinos protestan tomando universidades en un combo ignorante y violento

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 de mayo de 2024 - 11:40 Por Uriel Salamon

La guerra entre Israel y Hamas desatada después de la masacre del 7 de octubre se replica también lejos del lugar del conflicto: las protestas en universidades en contra de Israel proliferaron mostrando violencia e ignorancia y un profundo antisemitismo.

Lo que comenzó como una protesta estudiantil en algunas universidades de Estados Unidos, manifestándose en contra de intervención israelí en Gaza, pronto se transformó en una organización de activismo coordinado y sustentado por intereses que bajo la supuesta críticas a Israel en realidad esconden valores fuertemente antisemitas y autoritarios. La protesta dejó de ser solo una manifestación pacifista para transformarse en algunos casos en ataques y agresiones a estudiantes y profesores de origen judío.

Los ataques contra Israel son antisemitismo

Siempre es necesario recordar que cuando un manifestante intenta argumentar que su postura es en contra del Estado de Israel y no contra los judíos que desde el 26 de mayo de 2016, los 31 miembros de la IHRA (Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto por sus siglas en inglés), entre los que se encuentran EEUU, Francia, Reino Unido, España, Alemania, Argentina, entre otros, adoptaron una definición práctica, jurídicamente no vinculante, de antisemitismo. La misma define al antisemitismo como una cierta percepción de los judíos que puede expresarse como el odio a los judíos. Las manifestaciones físicas y retóricas del antisemitismo se dirigen a las personas judías o no judías y/o a sus bienes, a las instituciones de las comunidades judías y sus lugares de culto. Los manifestantes pueden incluir ataques contra el Estado de Israel, concebido como una colectividad. Recordemos que la IHRA reúne a gobiernos y expertos a fin de reforzar, impulsar y promover la educación, la memoria y la investigación en todo el mundo sobre el Holocausto,

Por otra parte, el sionismo no es otra cosa que el movimiento de autodeterminación del pueblo judío en Israel. Con lo cual , demonizar al sionismo, tratándolo de un movimiento genocida y de apartheid, no es otra cosa que negar al pueblo judío su derecho a la existencia, por lo tanto, un antisionista no es otra cosa que un antisemita, un judeófobo.

El activismo propalestino en universidades

Las protestas estallaron en la Universidad de Columbia hace dos semanas y se han extendido a numerosos Campus universitarios, así como a universidades en Europa y Medio Oriente, con pancartas con consignas como "Palestina libre" o "Detengan el genocidio". Centenares de estudiantes han tomado los Campus educativos en protesta por la ofensiva militar israelí en Gaza. También reclaman en contra de lo que consideran la complicidad de Estados Unidos con su tradicional aliado y llaman a boicotear a aquellos que se benefician de esta relación. No obstante, más allá de que algunos analistas intentan comparar esto con las protestas de los años sesenta contra la guerra de Vietnam, es necesario tener algunos puntos en consideración que las diferencian claramente y porque consideramos que las protestas terminan incurriendo en antisemitismo.

1) Una protesta sesgada

¿Por qué consideramos que las protestas han sido sesgadas? Porque no se recuerda que haya ocurrido lo mismo cuando Rusia invadió Ucrania y lo sometió a una guerra sanguinaria, de la que hemos dados cuenta en muchas notas desde 2022. Porque tampoco hubo protestas a favor del pueblo sirio cuando sufre la brutal represión de su líder Bashir El Asad en un contexto de luchas contra insurgentes, pero que han causado más de 500 mil muertos. Ejemplos sobran y catástrofes humanitarias se dan en muchas partes del planeta, sin embargo, estos grupos denominados pro palestinos han decidido abogar por una sola causa, de la cual muestran profundo desconocimiento, sobre todo, porque no hay ninguna mención a la hora de levantar una lucha humanitaria, sobre el brutal ataque perpetrado por la organización terrorista Hamás, el 7 de octubre, ataque, que es necesario recordar, incluyó matanza indiscriminada, violaciones, torturas y secuestro de hombres, mujeres, niños y ancianos, que desató la respuesta de Israel contra Hamás.

2) La ignorancia sobre el conflicto y las consignas

La gran mayoría de los activistas que se manifestaron desconocen conceptos que esgrimen como consignas. Un ejemplo claro es la banalización del término genocidio. En diciembre de 1948, tras la Segunda Guerra Mundial, la ONU adoptó la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio. La convención define el genocidio como los actos destinados a “destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso”. Toda muerte es una tragedia, pero está claro que Israel, a pesar de las acusaciones y la presentación de Sudáfrica ante las Corte de Justicia Internacional, no pretende destruir a ningún grupo nacional o étnico, si intenta desarmar una organización terrorista, como Hamás, que además de provocar la masacre del 7 de octubre, ataca constantemente a Israel con misiles sobre la población civil y gobierna de facto la Franja de Gaza sin vinculación con la Autoridad Nacional Palestina con sede en Ramalah.

Por otra parte, repiten constantemente la consigna "Desde el Río hasta el Mar, Palestina Vencerá" que llama a la desaprición del Estado de Israel que está entre el rio Jordan y el Mar Mediterraneo. La misma no solo va en contra de la resolución 181 de la ONU del 29/11/1947 disponiendo la partición del denominado Protectorado Británico sobre Palestina en dos estados: no judío y uno árabe, sino que no reconoce el derecho al Estado de Israel, que declaró su independencia y establecimiento el 14/5/1948, a su existencia. Sería oportuno mandar a los activistas a leer un poco de historia, durante sus jornadas de acampe, y que no todas las razones por las cuales no existe un estado palestino conducen a Israel. Por empezar porque tras la declaración de su independencia, el estado judío, debió soportar el ataque de los ejércitos de Egipto, Siria, Líbano, Jordania e Irak, lo que dio lugar a la llamada guerra de independencia(1948-1949), tras la cual el territorio que debía ser parte del estado árabe en Palestina permaneció en manos de Egipto(Franja de Gaza) y Jordania(Cisjordania) hasta 1967. El llamado estado palestino no se constituyó en un inicio por la decisión de los mismos países árabes. Tras la guerra de los 6 días y la ocupación militar por parte de Israel, hasta 1991 no hubo un interlocutor válido, ya que la representación política de los palestinos recayó en la OLP de Yasser Arafat, una organización terrorista, que finalmente se disolvió reconociendo el derecho de existencia a Israel en 1993.

3)El trasfondo antisemita de las protestas

El politólogo Daniel Lerer, consultor político, experto en seguridad y terrorismo y coordinador del Foro Argentino contra el Antisemitismo nos explicó que

" Detrás de las banderas palestinas, hemos visto en las protestas, numerosas consignas antisemitas, desde símbolos judíos como la estrella de David tachadas, hasta la agresión a profesores y alumnos de origen judío de esas universidades. Cantar la consigna que dice desde el río hasta el mar, no solo emparenta estas protestas al Hamas, que es un organización terrorista, sino que niega la existencia del estado de Israel y por ende niega el derecho de autodeterminación al pueblo judío, con lo cual detrás de un denominado antisionista, se esconde un antisemita, un judeofobo. De diversas maneras han demonizado y ejercen un odio irracional sobre el sionismo, de la misma forma, que hasta 1948, fecha de creación del Estado de Israel se ejercía sobre el judaísmo, ya sea en la inquisición, en los pogroms de Rusia o en el holocausto nazi." " Detrás de las banderas palestinas, hemos visto en las protestas, numerosas consignas antisemitas, desde símbolos judíos como la estrella de David tachadas, hasta la agresión a profesores y alumnos de origen judío de esas universidades. Cantar la consigna que dice desde el río hasta el mar, no solo emparenta estas protestas al Hamas, que es un organización terrorista, sino que niega la existencia del estado de Israel y por ende niega el derecho de autodeterminación al pueblo judío, con lo cual detrás de un denominado antisionista, se esconde un antisemita, un judeofobo. De diversas maneras han demonizado y ejercen un odio irracional sobre el sionismo, de la misma forma, que hasta 1948, fecha de creación del Estado de Israel se ejercía sobre el judaísmo, ya sea en la inquisición, en los pogroms de Rusia o en el holocausto nazi."

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/i/status/1786009693501981056&partner=&hide_thread=false

4)La apología del terrorismo

Otro punto en común que tuvieron los acampes y manifestaciones fueron las claras apologías del terrorismo. Por un lado, la aparición de banderas de Hezbola, que nada tiene que ver ni con los palestinos ni con Gaza y que es un partido político libanés que tiene un ala militar terrorista sustentada por Irán y que ha llevado adelante atentados terroristas como los sufridos por Argentina en 1992 y 1994 (Embajada de Israel en Buenos Aires y la sede de AMIA). Hezbola ataca constantemente a la población civil del norte de Israel. Por otra parte, detrás de un seudo reclamo de paz nunca se pidió por la restitución de los 137 secuestrados por Hamas, entre los que se encuentran mujeres, niños y ancianos. El secuestro de civiles es un acto de terrorismo, no reclamar por ello es convalidarlo y querer no el fin de la guerra sino la rendición de Israel ante el terrorismo, porque está claro que el estado judío enfrenta a un grupo terrorista y no a los palestinos.

hezbolla.jpeg
Protestas contra Israel que romantizan el terrorismo

Protestas contra Israel que romantizan el terrorismo

El activismo pagado

Por supuesto que estas protestas, con tanto despliegue, no podrían ser posibles sin un soporte económico. Es el que al margen del supuesto activismo idílico, existe una red de financiamiento que le dan sustento económico de la misma forma que Podemos en España logró relevancia política apoyado por Irán, de la misma forma que grupos terroristas como Hamas o Hezbolla reciben instrucción, capacitación y financiamiento. En el caso de estas protestas universitarias, la figura del emirato de Qatar figura como uno de los principales financistas de la " compra de voluntades" en ámbitos académicos prestigiosos, en forma de donativos, los petrodólares de Qatar hace años que se dedican a generar voces adictas

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar