SUSCRIBITE por $49
jueves 24 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
¿En su peor momento?

Rusia: la escalada de Putin y el rechazo de su población

El líder ruso se vio obligado a convocar a 300.000 reservistas para hacer frente a los reveses de Rusia en Ucrania. Su población se manifestó en su contra

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
26 de septiembre de 2022 - 12:09

Tras más de doscientos días desde que ordenara la invasión a Ucrania, Vladimir Putin se enfrenta por primera vez a la presión del fracaso. A fines de agosto, las tropas ucranianas lanzaron una contraofensiva en el sur y este del país con el objetivo de recuperar el territorio controlado por Rusia. Día tras día, Kiev logró reconquistar ciudades clave y forzar la retirada de las fuerzas invasoras. Kupyansk, Izyum, y Balaklyia en Járkov fueron recuperadas una a una.

En las semanas previas al inicio de la contraofensiva ucraniana, el conflicto parecía dirigirse irremediablemente hacia un punto muerto a la par que el hemisferio norte se acercaba al invierno. No obstante, con el apoyo armamentístico de la OTAN, Kiev redobló la apuesta buscando ganar impulso en las regiones de Járkov, al este, y Jersón, al sur del país. Ante la avanzada, las autoridades rusas se vieron forzadas a ordenar la retirada, aunque intentaron disfrazar los fracasos como parte de los objetivos de la operación militar especial comandada por Putin.

UK_recuperadas.jpg
Avance ucraniano frente a las tropas de Rusia. Fuente: BBC.com

Avance ucraniano frente a las tropas de Rusia. Fuente: BBC.com

La retirada motivó críticas contra el Kremlin. Por un lado, los miembros de las facciones más duras que apoyan la guerra denunciaron la inoperancia de los altos mandos militares y exigieron al presidente medidas más audaces. Por otro lado, el debilitamiento de la iniciativa bélica abrió una ventana de oportunidad para la expresión de disidencia y rechazo contra la invasión. Putin cedió ante los “halcones” de su círculo más próximo y envió al Parlamento una norma que habilita al Gobierno a decretar la movilización total en pos del esfuerzo militar. Así, todos los hombres mayores a 18 años están en condiciones de recibir una citación para ser enviados al frente de batalla. De rehusarse, cualquier individuo se enfrenta a una pena de varios años de cárcel. El decreto no brinda detalles sobre la limitación de la convocatoria a quienes tengan experiencia militar, por lo que deja la puerta abierta a que cualquier ciudadano sea forzado a luchar.

El último miércoles, Putin anunció el establecimiento de una movilización parcial por medio de un mensaje televisado. De este modo, 300.000 personas que cuentan con experiencia militar previa serán convocados para unirse a las filas rusas. Putin subrayó que, en principio, serán llamados quienes se encuentran actualmente en la reserva, priorizando a quienes tengan experiencia en las fuerzas armadas u otra experiencia relevante. El ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, añadió que los estudiantes universitarios sin lazos con el Ejército podrán seguir asistiendo a clase. A su vez, el presidente del Comité de Defensa de la Duma Estatal, Andréi Kartapolov, aportó más información indicando que esta primera ola de movilizaciones abarca a soldados de hasta 35 años y suboficiales de hasta 45 años de edad. Cabe tener en cuenta que en Rusia todos los hombres de entre 18 y 27 años están obligados a cumplir 12 meses de servicio militar. Se estima que hay 25 millones de rusos que han cumplido el servicio militar y, por ende, podrían ser llamados para combatir. En tanto, hay tan solo un millón de soldados en activo.

Ucrania | Zelenski hace su primera visita a los territorios recuperados con la contraofensiva

La pérdida de apoyos al interior de Rusia y el Kremlin

Putin no solo se enfrenta al descontento de sus asesores y funcionarios del Gobierno. Tanto quienes apoyaban la guerra como quienes se opusieron desde el comienzo ahora cuestionan la viabilidad de la invasión. Esta semana, el malestar ha trascendido a las autoridades con la orden de movilización parcial. La convocatoria de 300.000 soldados derivó en el estallido de protestas y manifestaciones en 38 ciudades del país. El decreto anunciado por Putin es, para muchos, el primer golpe de realidad sobre la guerra. El pánico y la confusión, sumados a la prohibición de salir del país, generaron un pico en la demanda de pasajes desde Rusia y en el tránsito en algunos pasos fronterizos.

En el marco de las manifestaciones, más de 1.400 personas fueron detenidas por las fuerzas de seguridad locales. En algunos casos, los hombres detenidos recibieron la notificación del llamado a unirse a las tropas en la comisaría. Además, quienes no están contemplados en el grupo de reservistas priorizados podrían ser acusados penalmente bajo el paraguas de las leyes que restringen las críticas sobre la guerra que fueron impuestas por el Kremlin luego del inicio de la invasión.

RU_detenciones.jpg
Detenciones realizadas en ciudades de Rusia el 21 y el 22 de septiembre, luego de la medida de la Duma. Fuente: Newtral.es

Detenciones realizadas en ciudades de Rusia el 21 y el 22 de septiembre, luego de la medida de la Duma. Fuente: Newtral.es

Los costos en el escenario internacional

Incluso antes del decreto de movilización, Putin ya había sido sujeto de los desplantes de sus aliados asiáticos. A comienzos de septiembre se celebró la cumbre de líderes de la Organización de Cooperación de Shanghái. Allí, el primer ministro de India, Narendra Modi, y el presidente chino, Xi Jinping, presentaron su postura ante el mandatario ruso. Modi enfatizó que la era de las guerras ha quedado en el pasado, mientras que Xi dejó en claro sus preocupaciones e inquietudes sobre el desarrollo de la crisis.

La semana pasada, la Asamblea General de Naciones Unidas recibió a los líderes de todos los países miembros. Joe Biden, Emmanuel Macron, Volodimir Zelensky -presente de manera virtual-, Olaf Scholz, Recepp Tayyip Erdogan, Tamim bin Hamad Al-thani, Macky Sall, and Gitanas Nausda, entre muchos, otros llamaron a poner fin a la guerra, iniciar conversaciones de paz, e incluso establecer un Tribunal para juzgar los crímenes de guerra.

En las últimas horas, los miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas reforzaron el rechazo a la invasión, la movilización de más tropas y la amenaza del presidente Vladimir Putin de usar armas nucleares. ¿Cuáles serán los próximos pasos de Putin? Es la gran incógnita. En principio, todo indica que el líder ruso buscará redoblar la apuesta.

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar