SUSCRIBITE por $49
jueves 11 de abril de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Redes y poder de Sebastián Marset

Narcotráfico: El "Pablo Escobar" uruguayo

El narcotráfico en el Cono Sur. La sórdida trama que mezcla negocios, connivencia política y hasta el asesinato de un fiscal.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
29 de mayo de 2023 - 09:52

Lejos de las luces que solía ostentar en los ochenta el temible Pablo Escobar, sin el poder de sangre y fuego del Chapo Guzmán y no tan conocido como los cárteles que asolan en la actualidad México, Sebastián Marset es un peligroso líder narco. Hoy está prófugo de la justicia y sobre el pesan acusaciones muy graves que van desde el control del narcotráfico en Paraguay y la explotación de la hidrovía del rio Parana para desarrollar un conducto comercial de estupefacientes hacia Europa, hasta de haber dado la orden de asesinar al fiscal Marcelo Pecci, a cargo de la fiscalía especializada en la lucha contra el Crimen Organizado, Narcotráfico, Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo en Paraguay. Fue ultimado mientras disfrutaba su luna de miel en una playa colombiana.

¿Quién es Sebastián Marset?

En teoría, su currículum lo muestra como un multifacético hombre de trabajo. Fue productor de espectáculos, productor agropecuario, futbolista profesional, contratista y dueño de un taller. Sin embargo, desde hace más de 10 años ha estado vinculado a hechos delictivos. En 2018 se encendieron las alarmas cuando al instalarse en Asunción del Paraguay comenzó a llevar un modo de vida al menos sospechoso. Aparecieron autos de altísima gama (uno de ellos blindado) y un departamento millonario en Asunción (piso 15 del Palacio de los Patos).

Sus antecedentes judiciales indican que en diciembre de 2012 la Justicia uruguaya lo investigó por "receptación" (ayudar a los responsables de un delito) y diez meses después fue procesado por tenencia de estupefacientes. Su "carrera" lo vincula a Juan Domingo Viveros Cartes, tío del ex presidente paraguayo, Horacio Cartes, coordinando la llegada a Uruguay a de 450 kilogramos de marihuana en una avioneta piloteada por el propio Juan Domingo, apodado “Papacho”. Por ello, en octubre de 2013, Marset fue detenido luego de un operativo en el que lo capturaron con marihuana y cocaína (Operativo Halcón). Su paso por prisión terminó siendo un "postgrado" de su carrera delictiva dado que al estar tras las rejas le permitió ampliar su red de contactos y vincularse a otros narcotraficantes que se encontraban cumpliendo penas en el centro de detención.

Su extraño y extenso periplo en Paraguay

Si algo no se puede decir de Marset es que carezca de capacidad multifacética. Uno de sus primeros pasos tras su instalación en Paraguay, ufue asociarse a José Insfran, un pastor sospechado de narco que tenía una productora de eventos y que habría generado shows como Romeo Santos, Chichi Peralta y Rombai. Luego se vinculó a una empresa denominada Tapyracuai dedicada a la venta de vehículos todo terreno, motocicletas y embarcaciones que después se convirtió en Total Cars, con sede en Asunción y Ciudad del Este (Paraguay).

En 2021 incursionó en el deporte, aunque no solamente como inversor: se dice que pagó USD 10.000 por la camiseta número 10 del Deportivo Capiatá, un equipo de la B paraguaya. Además habría invertido importantes sumas de dinero en el club, incluyendo regalos costosos al entrenador. También estuvo vinculado al club Rubio Ñu y realizó inversiones para remodelar el estadio y mejorar las instalaciones del club. En ese ámbito, desarrolló diversos mecanismos para lavar dinero, como por ejemplo convirtiendo a sus empresas en auspiciantes de los cuadros ya mencionados y otros, como River Plate de Paraguay.

marset.jpeg

Las vinculaciones con el narcotráfico regional

A partir del denominado "operativo Ultranza", el golpe más grande en la historia del narcotráfico en Paraguay, las autoridades comenzaron a vincular la figura de Marset como líder de la organización delictiva "Primer cártel Uruguayo" y la participación de éste en el tráfico de drogas en todas sus etapas. La producción la llevaba a cabo principalmente en Bolivia y Colombia. El tránsito iba desde Bolivia hacia el Chaco paraguayo en donde se distribuía a lo largo y ancho del territorio para su acopio. Luego llegaba el momento de la exportación y distribución en el mercado internacional y, por último, el lavado de dinero recaudado a través de distintas actividades pantalla. Durante el mencionado operativo, ordenado por el asesinado fiscal Pecci, se habían incautado 83 inmuebles, 28 vehículos, 10 avionetas, un helicóptero, 30 tractocamiones, 12 carretas, 41 tractores, 48 motos, siete embarcaciones, nueve maquinarias agrícolas y 5.002 cabezas de ganado.

El " Gerente" de la Hidrovía

En EL ARCHIVO hemos realizado una nota que hablaba sobre la "permeabilidad" de la triple frontera para los negocios delictivos. De hecho, uno de cada tres barcos que navega por la hidrovía no recibe ningún tipo de control sobre los productos que transporta. Los delincuentes encuentras visos legales para actuar ya que a partir del Acuerdo de Transporte Fluvial firmado por Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay en 1994 con el fin de evitar demoras y complicaciones en la navegación comercial, los barcos son revisados únicamente en los puertos de salida y no en los que atraviesan estando “en tránsito”.

De esta manera, si un contenedor tiene droga y logra evitar la revisión en su puerto de salida, puede llegar a Europa sin inconvenientes. No por nada, Marset aparece en la lista roja de Interpol por sus vínculos con una organización criminal dedicada al tráfico de 16 toneladas de cocaína hacia Europa. “Lo vemos como una especie de gerente de la hidrovía”, aseguró el jefe de los fiscales Antidrogas de Paraguay, Marco Alcaraz.

Su detención en Dubai y posterior pase a la clandestinidad

En Septiembre de 2021 Marset pretendía volar de Dubai a Turquía. No obstante, las autoridades aeroportuarias determinaron que el pasaporte de nacionalidad paraguaya que portaba en ese momento era apócrifo, con lo cual fue detenido y remitido a un centro de detención temporaria donde estuvo preso unos 45 días y luego trasladado a una prisión común donde estuvo hasta su absolución por esta causa a comienzo de 2022. Luego se mantuvo prófugo de la justicia y con paradero desconocido hasta el día de hoy. Sin embargo, lo más increíble de esta parte de la historia tiene que ver cómo logró Marset profugarse.

pasaporte.webp
El pasaporte apócrifo de Sebastián Marset

El pasaporte apócrifo de Sebastián Marset

A través de su abogado, Alejandro Balbi, presentó una carta de la Embajada de Uruguay en Emiratos Árabes Unidos para solicitar su libertad. En ella declaraba que Marset tramitaría el pasaporte uruguayo una vez que estuviera fuera de prisión y según la disposición del Ministerio del Interior. Fue escrito en inglés y con fecha 31 de octubre de 2021.

carta.webp

Luego de ello, el nuevo pasaporte fue impreso en Uruguay el 25 de noviembre de 2021: lo levantó un abogado con un poder firmado por Marset en la cárcel y se lo entregó a un familiar del detenido que había viajado desde Emiratos Árabes Unidos especialmente por ese motivo. Con documentación nueva en mano, Marset salió en libertad y desde entonces se haya prófugo de la justicia.

La cuestión comienza a tener implicancias políticas cuando se conoció la reunión que la ahora ex vicecanciller de Uruguay, Carolina Ache, mantuvo con Balbi, abogado de Marset, el 24 de noviembre, cuando la entonces funcionario sabía a instancias del viceministro del interior Guillermo Maciel que Marset era un narco buscado por la justicia. Los mensajes cruzados entre ambos funcionarios, a principios de ese mes, derivaron en la solicitud de interpelación por parte del Congreso de sus jefes, el canciller Bustillo y el Ministro del Interior Heber, y la posterior renuncia de Ache dada la gravedad del hecho de haber expedido un pasaporte a un sospechoso de vínculos con el narcotráfico.

CHAT.jpg

La explicación posterior del ministro del interior complejiza aún más el tema cuando afirma que : " “Sabíamos que era una persona que estaba vinculada al narcotráfico” y así se lo había hecho saber Maciel a Ache, pero aseguró que no había ninguna requisitoria internacional sobre él.

El asesinato del fiscal

Si a esta historia le faltara condimentos, existen sospechas de que el asesinato del fiscal paraguayo, Marcelo Pecci, también fue ideado por Marset. El hecho ocurrido en Barú, una isla turística de Colombia ubicada a escasos 40 minutos en lancha de la ciudad caribeña Cartagena, mientras el funcionario y su esposa estaban en una playa privada que conectaba a su hotel. Fue abordado por dos hombres y segundos después fue asesinado a balazos. Si bien el tema sigue en investigación, fue el propio presidente de Colombia Gustavo Petro quien afirmó desde su cuenta de twitter que "la investigación sobre el asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci cometido por el narcotraficante uruguayo Marset en territorio colombiano demuestra que hace mucho el narco dejo de ser un problema bilateral colombo estadounidense y es hoy un problema americano y mundial".

Marset sigue prófugo de la justicia, posiblemente amparado por un red de contactos y una estructura delictiva que supo armar a escala regional.

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar