SUSCRIBITE por $49
domingo 21 de abril de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Crisis mundial

Inmigración: Desafíos y divisiones en Europa

La inmigración tiene en jaque a Europa, que debe lidiar con el aluvión de personas al mismo tiempo que busca minimizar las diferencias internas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
inm2.jpg

El pasado 8 de junio, los 27 países que componen la Unión Europea firmaron un acuerdo que aumenta las restricciones a quienes solicitan asilo. Obliga a que una parte de los solicitantes sea asumida por todos los países de forma comunitaria, es decir, que todos deben contribuir a la gestión de migración. El acuerdo alcanzado pauta los criterio y trámites de las solicitudes de asilo, endurece las reglas de gestión de los flujos migratorios, impone periodos más cortos para el procesamiento de las peticiones y para la respuesta definitiva, plantea que haya topes en los canales de solicitud de asilo y plantea el reparto de las cargas. El Pacto de Migración y Asilo que los socios europeos llevan negociando desde el año 2020 aun no ha logrado cerrarse.

Desde la segunda quincena de septiembre, los desembarcos de inmigrantes en Lampedusa han alcanzado cifras nunca antes vistas. Más de doce mil migrantes llegaron a la isla, convirtiéndose en la cifra más alta registrada. Las autoridades, operarios y voluntarios han lidiado con el colapso que la llegada sorpresiva de tantas personas ha causado: no hay espacio ni comida suficiente en una isla donde habitan 6000 personas. Frente a este escenario, el alcalde Filippo Mannino declaró estado de emergencia.

inm3.jpg

El colapso en la isla italiana ha provocado tensiones en el ámbito político. El Gobierno de Giorgia Meloni asignó 45 millones de euros a Lampedusa para ayudar a gestionar el escenario migratorio. La Primer Ministra anunció que aprobará nuevas medidas migratorias y declaró que quienes entren ilegalmente a Italia “serán detenidos y repatriados”. “El único modo de afrontar la emergencia migratoria pasa por trabajar en los países de origen, impidiendo que los migrantes se suban a las embarcaciones y se echen al mar para llegar a Europa”, subrayó.

En medio del aluvión inmigratorio, Alemania decidió suspender “hasta nuevo aviso” la acogida de solicitantes de asilo debido a que “la cantidad de personas que llegan ahora es mucho mayor que la que se puede afrontar”, dijo Olaf Scholz, el canciller alemán. Italia y Alemania no logran llegar a un acuerdo debido a que Alemania apoya a los barcos de ONG que prestan ayuda humanitaria y salvan vidas, mientras que Italia se opone, pues los considera “un factor atractivo para inmigrantes”.

La Jefa de Estado de Italia solicitó ayuda a Ursula Von der Leyen, Presidenta de la Comisión de la Unión Europea, quien viajó a Italia unas horas después del llamado de su homóloga. Ambas viajaron a Lampedusa el 16 y 17 de septiembre. Luego de ese viaje, Von der Leyen presentó un plan de 10 puntos para lidiar con la inmigración ilegal de forma inmediata, declarando que “seremos nosotros los que decidamos quién llega a Europa y no los traficantes”.

inm5.jpg

El plan de 10 puntos implica: reforzar el apoyo a Italia por parte de la Agencia de Asilo de la Unión Europea (EUAA) y la Guardia Europea de Fronteras y Costas (Frontex) para gestionar el número de inmigrantes, apoyar el traslado de personas fuera de Lampedusa, intensificar los retornos a los países de origen, apoyar a la prevención de salidas estableciendo asociaciones operativas en materia de lucha contra el contrabando con los países de origen y tránsito, intensificar la vigilancia fronteriza en el mar y la vigilancia aérea, tomar medidas para limitar el uso de embarcaciones no aptas para navegar, incrementar el apoyo de la EUAA, e incrementar las campañas de sensibilización y comunicación para desincentivar los cruces del Mediterráneo. Por último, incrementar la cooperación con ACNUR y la OIM, e implementar el Memorando de Entendimiento (MoU) UE-TU.

Más de 2500 migrantes murieron o desaparecieron intentando cruzar el Mediterráneo en lo que ha transcurrido del 2023, informó el Alto Comisionado de la ONU para los refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, quien llamó a los países de la Unión Europea a mostrar “un espíritu de responsabilidad compartida y solidaridad con los países de llegada”. Más de 127000 migrantes llegaron a las costas italianas durante el 2023: “la presión migratoria que está sufriendo Italia desde principios de año es insostenible", dijo Meloni.

inm6.jpg

El jueves 28 de septiembre, los Veintisiete se reunieron a debatir el Reglamento de Crisis, que establece que las autoridades europeas tendrán hasta 20 semanas para examinar las solicitudes de asilo, que este año superaron las 520.000. Además, el documento propone que los Estados podrán aplicar medidas más estrictas cuando una afluencia repentina de inmigrantes amenazan con desbordar el sistema y podrían retener a los solicitantes de asilo en la frontera durante más tiempo mientras se examinan sus solicitudes de protección internacional. El Reglamento prevé la posibilidad de acelerar las solicitudes de asilo de personas que huyen de una situación particular de peligro extraordinario, y que aquellos países que se oponen a recibir migrantes deben compensar económicamente a los Estados que sí lo hacen. Los ministros acordaron por unanimidad prorrogar la Directiva de Protección Temporal hasta el 4 de marzo de 2025 y esperando alcanzar un acuerdo sobre el pacto en los últimos días. Al otro día, los nueve países mediterráneos de la Unión Europea (MED9), se reunieron en La Valeta para acordar sus posiciones y encontrar soluciones a la crisis migratoria.

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar