SUSCRIBITE por $49
domingo 21 de abril de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Entrevista exclusiva

"En Cuba, el disenso se soluciona con la pena de muerte"

Javier Larrondo, presidente de Prisoners Defenders, nos cuenta sobre las siniestras dinámicas de tortura del régimen castrista en Cuba

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
15 de junio de 2023 - 12:25

Prisoners Defenders es una Asociación constituida en España, que trabaja jurídicamente para proteger y promover los derechos humanos en países gobernados por tiranías. Recientemente, publicaron el reporte “La Tortura en Cuba, un primer estudio integral sobre las dinámicas de tortura y violencia que el régimen castrista ejerce sobre los prisioneros políticos y la sociedad civil.

Para indagar sobre el informe, el trabajo de la organización y la situación en Cuba, conversamos con Javier Larrondo, presidente de Prisoners Defenders. Junto a él repasamos la situación actual en la isla. ¿Cómo se vive hoy en Cuba? ¿Cuán grave es la situación de los derechos humanos de los presos políticos? ¿Hay posibilidades de fractura en el régimen? ¿Qué rol juegan los organismos internacionales en la tarea de las organizaciones como Prisoners Defenders? Las respuestas, a continuación.

Ustedes trabajan en distintas regiones del mundo sobre la cuestión de los derechos humanos. ¿Por qué surge puntualmente el interés de investigar este tema en Cuba?

En Cuba, estoy implicado muy personalmente. Primero, porque fue el primer país en el que implementamos nuestra metodología. Segundo, porque yo llevaba muchos años trabajando este tema en Cuba. Ya desde que yo era músico profesional en los años noventa, hice un disco junto a Celia Cruz por la libertad de Cuba. O sea, siempre he tenido mucho interés y preocupación en la cuestión. Como español, pero también como descendiente de cubano. Mi preocupación es cómo hacer que pueda haber una transición en Cuba, que no sea muy traumática, y que la gente en Cuba pueda tener libertad. Llevan 64 años en una prisión terrible.

AdobeStock_183413502.jpeg
Cada vez se registran más y peores violaciones a los derechos humanos en Cuba

Cada vez se registran más y peores violaciones a los derechos humanos en Cuba

Yo estuve en Cuba en 2010, para promocionar el disco en el que está el tema con Celia Cruz, que mencioné anteriormente. Estuvo solo 10 días y fui perseguido por el gobierno. Desde entonces, he ayudado mucho a organizaciones como la de José Ángel Ferrer, un líder social brutal. Es una persona inconmensurable. Ahora mismo está en prisión, siendo torturado. Es la persona que más torturas está soportando. Desde la prisión, todavía llama por teléfono a su familia. Es una figura de una altura notable, y lejos está de ser un derechoso. Daba de comer a cientos de indigentes, organizaba cuadrillas para limpiar las calles, para hacer obras, lavandería comunal, ambulancias colectivas. Y, sin embargo, está siendo torturado sin piedad. Su celda solo tiene una luz encendida, paredes blancas sin nada. Allí recibe ataques sónicos. Está en confinamiento solitario desde 2021, sin ver la luz. Ni siquiera tiene contacto con otros presos. Está muy deteriorado físicamente.

¿Cómo ha evolucionado la violación de los derechos humanos en los últimos tiempos? ¿Ha cambiado algo?

Sí ha cambiado. Ha empeorado muchísimo de acuerdo a indicadores. El problema para el gobierno es que el pueblo ha despertado. Cuando tienes una población que está sometida y no eleva la voz, porque tiene miedo, no sale a flote la represión. Pero, cuando esa población se da cuenta que sus dirigentes son criminales, como se manifestó el 11 de julio de 2021, y recibió una represión salvaje y brutal, ahí fue cuando empezó a cambiar todo.

Ahora el pueblo se dio cuenta que los gobiernan criminales, sin escrúpulo alguno. Entonces, la gente empieza a hablar. Hubo muchísimas manifestaciones, y cientos de detenidos.

Eso ha cambiado. Entonces, lo que antes el gobierno aplicaba a algunos opositores o disidentes, ahora se está aplicando de manera más masiva, porque es mucha más la gente que manifiesta su disidencia. Entonces la represión es mucho más evidente.

¿Qué cantidad de presos políticos registran hoy en día?

La última lista de presos políticos es 1.048, de los cuales, cerca de 800 con convictos de conciencia, en torno a 200 son condenados que tienen trabajo forzoso, pero duermen en su casa o tienen condena domiciliaria, y el resto son presos históricos.

¿Cómo ves el rol que cumplió la región tras lo sucedido en 2021? ¿Y el resto del mundo? ¿Qué reacción ven ustedes a las denuncias que ustedes mismos hacen?

Realmente, fue muy triste la reacción en muchos casos. En especial, de la Unión Europea. Joseph Borrell, máximo representante de la diplomacia europea, que tiene el mantra de que, si a Cuba no se la presiona, la situación puede evolucionar. Pero eso es imposible. La economía está en manos del ejército. O sea, GAESA, la empresa estatal cubana en manos del ejército, maneja el 80% de la economía cubana, y está domiciliada en Panamá, para que no se sepa quién maneja esa empresa. El 70% de los empleados de Cuba son estatales, el resto está controlado por el estado, que puede poner y quitar licencias sin control.

Todo está conformado en base al partido Comunista, que por supuesto emana en todas las instituciones. Entonces, el régimen de Cuba es un régimen familiar, una monarquía, donde realmente quien maneja todo es Raúl Castro. Es él quien da las órdenes. Es Alejandro Castro quien maneja la inteligencia. Es la familia Castro la que maneja todo. Por lo tanto, el mantra de la Unión Europea es incorrecto, y está perjudicando a la sociedad civil. Hace pocos días visitó la isla y no ha tenido ni un gesto con la sociedad ni con los familiares de los presos.

¿Ves fisuras en el gobierno cubano?

Cuando surgieron las protestas de 2021, en cuestión de tres meses 15 generales fueron asesinados. Los 15 murieron repentinamente. En Cuba, el disenso se soluciona con la pena de muerte, eso es una realidad. Entonces, no vamos a ver un disenso paulatino. Vamos a tener un cambio brusco, o muertes. No creo que detectemos de antemano una eventual fractura.

Sí creo que lo que está sucediendo Cuba, está mucho más allá de lo permisible en la conciencia de la mayoría de la cúpula gubernamental. Y tiene que haber malestar. Lo que pasa es que tiene que haber muchísimo silencio y contención.

Foto notas (3) (1).png

¿Cómo se vive en Cuba?

Yo conozco personas que están muriendo de hambre en Cuba. El otro día, una madre que me contactó, decía que no había comido en seis días, y que su hija llevaba dos días sin comer. El sufrimiento que hay en Cuba es de una magnitud tremenda. El 50% de la carne que entra en Cuba, viene de Estados Unidos, es el principal suministrador de alimentos. El embargo no es sobre alimentos y medicinas, es sobre financiación. El régimen tiene un desastre tan grande, que creo que va a explotar en un momento dado. Porque no creo que haya gente en el gobierno dispuesta a ver eso muchos años, aunque se jueguen la vida. Es una olla a presión.

¿Hay datos oficiales sobre esta situación?

Cuba respondió hace poco al Comité de los Derechos del Niño. Señaló que tenía 39 menores procesados por los episodios de 2021. 6 en privación de libertad, 11 en privación de libertad con trabajo forzado, 11 en trabajo forzado por durmiendo en su casa, y otros 11 con penas de limitación de libertad. Lo reconoció. Nosotros hace un año que venimos diciendo que hay más de 30 menores condenados. Este reconocimiento oficial por parte de Cuba nos da crédito y habla de cuan acertados estamos nosotros con nuestras investigaciones.

¿Cómo manejan ustedes ese vínculo con los familiares?

Yo lloro mucho, lo sufro mucho y me enojo mucho. Hablamos con familiares, pero también con víctimas. Mi postura es personal, trato de ser directo y de no darle esperanzas falsas. Muchos me preguntan si puede haber algún tipo de avance para liberar a presos, y yo les digo la verdad, que hay mucha gente peleando por ello, pero no les doy una falsa expectativa. Porque el régimen se la pasa generando falsas expectativas sobre eventuales amnistías. Con eso intentan desactivar las manifestaciones y manejar psicológicamente a los familiares. Muchos familiares sufren enfermedades psicosomáticas, producto del estrés que les genera esta situación. Y el régimen se vale de eso.

¿Qué vínculo tienen con organismos internacionales? ¿Articulan con Naciones Unidas o con OEA, por ejemplo?

Nuestra voz se oye. Nosotros hemos ganado 210 denuncias en Naciones Unidas, en los últimos cuatro años. Eso merma la capacidad del régimen cubano. Porque Cuba tiene más desapariciones forzadas que cualquier otro país del mundo en 2021. Y es el tercero en el mundo desde 2012. Vamos sumando denuncias documentadas, mostrando la verdad. Y esa verdad va quitándole espacio al régimen, también en el exterior. Porque es muy importante que el régimen no se financie ni utilice sus mentiras para generar una imagen en el mundo.

En la OEA, tratamos de trasladar mensajes a sus funcionarios sobre lo que está pasando. En la CIDH, tiene mecanismos que ejercemos, como medidas cautelares, peticiones. En la CPI, tenemos una denuncia frente a Cuba, por la esclavitud de los médicos cubanos. En los tribunales locales en España hemos querellado contra una organización cubana que utiliza fondos europeos para promocionar al régimen cubano. Todas estas movidas, limitan la libertad que tiene el régimen para reprimir.

La última, para cerrar. ¿Creés que los medios no reflejan de manera fidedigna lo que sucede en Cuba? ¿Hay cierta idealización de la revolución cubana y eso impide reflejar lo que sucede hoy?

En 1958, Fidel Castro se ganó el corazón de muchos seres humanos. Por ejemplo, de muchos latinoamericanos que estaban sufriendo las acciones de la CIA en América latina. Y por ende, vino como contrapeso. Entonces, una vez que ingresó, ya no lo quieren sacar, o es muy difícil sacarlo. En muchos, hay cierta vergüenza de salir a reconocer que defendían algo que hoy es indefendible. Muchos otros tienen miedo de salir a decir que lo que hay en Cuba es fascismo. Hace falta mucha valentía.

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar