SUSCRIBITE por $49
domingo 21 de abril de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Biden va por la reelcción

China, la preocupación de todos en Estados Unidos

Parece que la amenaza que representa China se transformó en el único tema que sobrevuela la extrema polarización entre demócratas y republicanos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
2 de mayo de 2023 - 15:03 Por Sarai Avila

China es y será por mucho tiempo, el principal tema de la agenda internacional de cualquier presidente de Estados Unidos. Y esto queda claro cuando se hace un repaso de cómo llevaron ese vínculo los dos últimos presidentes de Estados Unidos, Donald Trump y joe Biden.

Si bien ambos Jefes de Estado pertenecen a los dos principales partidos políticos de Estados Unidos y sus ideas y prácticas acerca de como ejercer su gobierno han sido dispares, en lo que respecta a la relación diplomática del país norteamericano con China ambos han tenido que afrontar diferentes conflictos en relación a su par, Xi Jinping.

El 25 de abril de 2020, el Presidente Joe Biden anunciaba su candidatura presidencial. Tres años más tarde, el martes 25 de abril de 2023, el líder estadounidense de 82 años anunció por medio de un video denominado “Let 's Finish the Job” (Terminemos el trabajo), que será candidato por la reelección presidencial en las elecciones de 2024. Hace tres años el actual dirigente logró imponerse al Presidente Donal Trump, quien aun no ha confirmado si se presentará a los comicios pero es el candidato favorito de los republicanos.

image.png
Trump acusó a China de varios de los problemas internos que atravesó Estados Unidos durante su gestión. Desde el Covid 19 hasta asuntos comerciales.

Trump acusó a China de varios de los problemas internos que atravesó Estados Unidos durante su gestión. Desde el Covid 19 hasta asuntos comerciales.

Trump se enfrenta al Tribunal Federal de Manhattan, donde se le imputan 34 cargos penales. En el caso de ser declarado culpable y de recibir algún tipo de condena, el ex Presidente podría encarar una campaña presidencial si así lo quisiese debido a que no hay disposiciones estadounidenses que impidan que un individuo declarado culpable de delitos realice una campaña electoral e incluso, en el caso de ganar, ejerza el cargo.

Si bien ambos Jefes de Estado pertenecen a los dos principales partidos políticos de Estados Unidos y sus ideas y prácticas acerca de como ejercer su gobierno han sido dispares, en lo que respecta a la relación diplomática del país norteamericano con China ambos Presidentes han tenido que afrontar diferentes conflictos en relación a su par, Xi Jinping.

En los últimos años, la relación entre ambos países ha sido tensa y complicada. Desde El Archivo, hemos cubierto y reportado algunas de las situaciones que han transcurrido entre ambas naciones. Tanto Biden como Trump han buscado contrarrestar la creciente influencia económica y política del gigante asiático, no solo en el mundo sino también en Estado Unidos, intentando “preservar la seguridad y soberanía norteamericana”. Por otra parte, los mandatarios estadounidenses han criticado y denunciado violaciones a los derechos humanos en China: la percusión a los uigures, el exceso de espionaje y vigilancia, el acoso a Taiwán, la represión a la democracia en Hong Kong, la creciente presencia militar de China en el Mar de China Meridional.

La forma en que las autoridades han llevado adelante la relación diplomática presenta algunas diferencias. Donald Trump ejerció su último año presidencial durante la pandemia de COVID-19, denominando al virus como “virus chino” y acusando que por culpa de la pandemia la buena relación que tenía con su homólogo asiático se ha visto afectada. También ha acusado y criticado a los líderes asiáticos de una serie de problemas internos en Estados Unidos. Ejecutó y llevó adelante una serie de medidas comerciales con aumento de aranceles, lo que ha dado lugar a la guerra comercial.

Por su parte, Biden ha tratado de utilizar un tono más diplomático y cooperativo, continuado con las políticas económicas, pero trabajando con China y otros aliados internacionales para superar conjuntamente la pandemia y sus efectos. Lleva adelante una relación política más sofísticada pues se concentra menos en la guerra comercial, fortalece su presencia en las áreas relacionados a los derechos humanos, disminuye el endurecimiento de la política estadounidense a China y establece una relación diplomática tradicional, aun advirtiendo a Xi Jinping que las acciones que dañen la soberanía norteamérica y de otros territorios, como Taiwan o Filipinas, tendrán sus consecuencias.

De todas formas, en los últimos meses la relación China-Estados Unidos se ha tornado más tensa. La visita que iba a realizar el Secretario de Estado Antony Blinken se pospuso debido a las reacciones que generó el derrumbamiento del globo espía. En el caso de la visita a América que realizó la Presidenta taiwanesa Tsai Ing-wen, o el viaje que realizó a Taiwán la Presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, el Gobierno de Xi Jinping respondió con represalias de ejercicios militares y el lanzamiento de misiles. Se suma a la lista de diferencias la posición de China respecto a la invasión de Rusia en Ucrania.

Frente a un escenario de incertidumbre, conflictos, dificultades y tensiones, el desarrollo de las campañas electorales de Biden y de quien sea el o la representante elegida por los republicanos, serán clave para definir quién será el próximo líder del país norteamericano y de esta forma definir el futuro de la relación sino-estadounidense.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar