SUSCRIBITE por $49
lunes 8 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Un discurso que atrasa

Brasil: El discurso del miedo a la amenaza comunista

El hijo del Presidente de Brasil y actual diputado, Eduardo Bolsonaro, se pronunció tras el triunfo de Petro en Colombia con un discurso que atrasa 50 años

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
27 de junio de 2022 - 09:39

Brasil se enfrenta este año a un nuevo proceso eleccionario. El próximo 2 de Octubre, casi 150 millones de brasileros irán a las urnas para elegir nuevamente Presidente. En una elección que se cree polarizado, el actual mandatario Jair Bolsonaro, buscará su reelección. En frente tendrá a un viejo conocido de los brasileros, nada menos que Luiz Inacio Da Silva, el líder histórico del PT, tras la anulación de sus condenas judiciales, buscará su tercer mandato.

Jair Bolsonaro llegó al poder hace 4 años, amparado en un discurso de anti política y de combate a la corrupción. Pudo apalancar esta campaña en el proceso judicial que afrontaba " Lula" Da Silva y la destitución por juicio político de Dilma Rousef. No obstante, tras el desgaste propio de la gestión ese discurso no alcanza, entonces desempolva el viejo manual político de la América Latina de los 70´, en el cual la demonización del comunismo era la idea principal para llevar adelante un tipo de político. Cabe destacar que bajo el nombre de ello, en América Latina también se llevaron adelante las peores dictaduras de la región.

Si bien, quien reavivó este discurso, no es el propio Jair Bolsonaro, quien lo dijo, con obvia anuencia del presidente de Brasil es su hijo Eduardo, que es además diputado nacional. Bastante cercano a su padre en la gestión, no es la primera vez que tiene declaraciones polémicas, muchas de ellas antes catalogadas de racistas y homofóbicas.

En esta oportunidad, utilizó el triunfo de la izquierda en Colombia para hacer campaña de cara a los comicios de octubre. En su cuenta de Twitter, publicó un mapa donde marca a aquellos países que el considera que son gobernados por el comunismo.

sud.comunista.jpg
Mapa presentado por Eduardo Bolsonaro, Diputado de Brasil

Mapa presentado por Eduardo Bolsonaro, Diputado de Brasil

La radicalización del discurso, lleva a Bolsonaro a desconocer los matices que presentan los diferentes gobiernos a los cuales él considera comunistas. Por empezar, el caso de Argentina, que si bien puede tener un gobierno más cercano a lo popular, dista bastante de ser comunista. En los casos de Chile, Bolivia y Perú, se puede decir que sus gobiernos tienen un sesgo más de izquierda, pero también bastante lejos de pensar en lo que simboliza la hoz y el martillo. En el caso de Colombia, Petro ha representado un triunfo histórico y un cambio de signo ideológico, pero tildarlo de comunista es subestimar la conformación del llamado Pacto Histórico, espacio donde confluyen diversas ideas que van desde el feminismo de la flamante vicepresidenta Francia Marquez a los diversos espacios sociales que construyeron esta nueva fuerza gobernante.

Se le puede dar la razón a Bolsonaro, sobre Venezuela, aunque el régimen de Maduro sea un comunismo más adaptado a los nuevos tiempos, busca continuar con ese relato iniciado por Chávez y fortalecerlo con alianzas políticas siguiendo el eje geopolítico de Rusia e Irán, pero eso tampoco es necesariamente comunismo.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil y padre del autor de este discurso que atrasa América Latina 50 años, no salió a dar explicaciones, no suele hacerlo, porque en cierta forma, él también comparte esta idea de ver en fuerzas de izquierda a agentes del comunismo. No hay que olvidarse, que se formó como militar en pleno apogeo de la teoría de la seguridad nacional.

¿Podrá Jair Bolsonaro, en base a este discurso del miedo y a posiciones conservadoras como lo relacionado con la penalización del aborto ganar las elecciones? ¿Le alcanzará con tildar de comunista a Lula, para tratar de dar vuelta los porcentajes que hoy claramente no lo favorecen?

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar