SUSCRIBITE por $49
lunes 9 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
¿De una embajada a la cárcel?

Sergio Urribarri, embajador argentino en Israel, condenado.

El ex gobernador de Entre Ríos , Sergio Urribarri fue condenado por hechos de corrupción a 8 años de prisión. Puso su renuncia a disposición.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
9 de abril de 2022 - 02:40 Por Redacción El Archivo

El actual embajador argentino en Israel, Sergio Urribarri, podría pasar de su cómoda sede diplomática a la cárcel, si se confirma el fallo de la justicia provincial a 8 años de prisión por diferentes hechos de corrupción ocurridos durante su gestión(2007-2015). No se trata de un caso más por ser un ex gobernador el acusado y por ser actualmente un representante de la Republica Argentina ante un estado.

Nombrar embajadores políticos es una vieja costumbre que en Argentina ha venido teniendo alto impacto. En algún momento, tenía que ver con alguna relación que podía tener el nombrado, al margen de un inexperiencia diplomática con el país a donde iba, tal fue el caso del ex rugbier Hugo Porta, que fue embajador argentino en Sudáfrica, dada su vinculación a través del deporte.

No obstante, en muchos otros casos, se tratan de favores políticos. Claramente lo es el caso del ex gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, quien en 2020 fue nombrado en sede diplomática por el Presidente Alberto Fernández, a pesar que al momento de ser designado, las causas judiciales ya estaban activas y continuó en su cargo, más allá del comienzo de las audiencias en Septiembre de 2021.

urribarri.jpg
Sergio Urribarri participando desde Israel en las audiencias del juicio en su contra

Sergio Urribarri participando desde Israel en las audiencias del juicio en su contra

No obstante, al margen del juicio y la condena por corrupción, que Urribarri seguramente apelará, la cuestión es analizar ¿Que tipo de representantes mandamos por el mundo? Está claro, que no todos terminan siendo de carrera, por diversas razones, las políticas, las más claras. Pero es necesario revisar el criterio de selección para los embajadores que no vienen de formación diplomática y que los favores políticos no se paguen con embajadas, menos aún en el caso de funcionarios investigados por casos de corrupción.

La causa que hoy culmina en condena es tan grave que la Fiscalía había pedido 12 años de cárcel por “negociaciones incompatibles con la función pública, peculado e incumplimiento de los deberes de funcionario público” y solicitado la inhabilitación absoluta perpetua para ejercer cargos públicos. Prácticamente todo el menú completo de corrupción del estado.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar