SUSCRIBITE por $49
viernes 6 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Indignación en Israel

Israel se aleja de Rusia y condena declaraciones del canciller de Putin.

La cancillería israelí convocó al embajador ruso para exigir que aclare los dichos de Lavrov, quien llamó "nazi" a Zelensky y dijo que Hitler tenia "sangre judía".

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
3 de mayo de 2022 - 15:54

Si algo no debe hacer un analista si quiere entender las razones de una guerra, es escuchar cómo los líderes las justifican: siempre, sea cual fuera su ideología, suelen esconder sus acciones y decisiones más perversas detrás de la enunciación de valores universales, como la paz, la democracia, el bien. Putin también lo hizo al justificar la invasión a Ucrania, un país democrático, diciendo que el objetivo de Rusia era “desnazificarlo”.

Nada más alejado de la realidad. Ucrania tiene un presidente judío y lleva a adelante desde hace años políticas de la memoria muy potentes para recordar y condenar lo que fueron las masacres de miles y miles de judíos en durante la segunda guerra mundial. Si bien existen grupos de extrema derecha y ultranacionalistas, éstos no son diferentes a aquello partidos que también actúan en varios países occidentales y que en muchos casos tiene representación parlamentaria o son parte de coaliciones de gobiernos. Un dato que muestra la poca preponderancia que estos movimientos tienen en Ucrania es que, en las elecciones de 2019, la extrema derecha ucraniana recibió solo el 2% de los votos.

Pero a pesar de tanta evidencia y después de más de dos meses de guerra y del fracaso de su estrategia militar al no poder conquistar Kiev y expulsar o eliminar al gobierno de Zelensky, el gobierno ruso sigue insistiendo con esta idea: el ministro de Relaciones Exteriores de Putin, Sergei Lavrov afirmó ayer que el presidente de Ucrania Zelensky es un "nazi" y lo justificó diciendo que Adolf Hitler tenía "sangre judía”.

Pero estas declaraciones le están trayendo un grave problema porque al gobierno de Israel, que ha mantenido un delicado equilibrio entre Rusia y Ucrania, no le quedó más alternativa y por primera vez desde que empezó la invasión, salió a condenar en duros términos y públicamente al canciller ruso.

Si bien Israel condenó la invasión rusa y recientemente acusó a Rusia de cometer crímenes de guerra, durante muchas semanas ha adoptado un enfoque cuidadoso de la crisis de Ucrania para garantizar que continúe la cooperación militar con Rusia en Siria.

Lavrov dijo esto el domingo por la noche cuando en una entrevista con un canal de televisión italiano le preguntaron cómo Rusia podía seguir hablando de "desnazificar" a Ucrania, un objetivo declarado para justificar la invasión, si el líder del país es judío.

Lavrov afirmó falsamente que Adolf Hitler tenía "sangre judía" y agregó que algunos de los antisemitas más entusiastas eran judíos. Estos comentarios de Lavrov rápidamente se volvieron virales en las redes sociales y fueron ampliamente difundidos en la prensa israelí.

Hoy por la mañana, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel convocó al embajador ruso para exigir que Rusia aclare los comentarios de Lavrov. "Los comentarios del Ministro de Relaciones Exteriores Lavrov son tanto una declaración imperdonable e indignante como un terrible error histórico. Los judíos no se suicidaron en el Holocausto. El nivel más bajo de racismo contra los judíos es acusar a los judíos mismos de antisemitismo”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Yair Lapid, en un comunicado.

Por su parte, el primer ministro israelí, Naftali Bennett, dijo en un comunicado que ve los comentarios de Lavrov "con la mayor severidad". “Sus palabras no son ciertas y sus intenciones están equivocadas. El objetivo de tales mentiras es acusar a los propios judíos de los crímenes más horribles de la historia, que fueron perpetrados contra ellos, y así absolver a los enemigos de Israel de responsabilidad”.

“Como ya he dicho, ninguna guerra en nuestro tiempo es como el Holocausto o es comparable al Holocausto. El uso del Holocausto del pueblo judío como herramienta política debe cesar de inmediato”, aseguró Bennett.

Esta fuerte reacción de los líderes más importantes de Israel, es importante porque sirve como ejemplo para mostrar cómo la política israelí está girando su postura hacia la invasión rusa de Ucrania. Esta viene cambiando lentamente, con un gobierno israelí expresando cada más críticas a la acción rusa y mostrando más disposición a brindar ayuda a Ucrania.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar