SUSCRIBITE por $49
miércoles 29 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Críticas internacionales

Alberto Fernández criticado en Francia y en Rusia

Alberto Fernández fue tratado de inofensivo por un líder de la izquierda francesa y ahora por traidor desde la agencia rusa de noticas Sputnik

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
17 de mayo de 2022 - 09:52 Por Uriel Salamon

Alberto Fernández tiene bastante problemas con su imagen. En el frente interno, la enorme popularidad que ostentaba al comienzo de la pandemia terminó siendo pulverizada en parte por fallas misma de la gestión contra el Covid 19, la llamada cuarentena eterna, la cual el no respetó al celebrar el cumpleaños de la primera dama en la quinta de Olivos y por la pálida gestión de la economía, con valores de inflación históricos. En medio de todo esto, la derrota electoral de 2021 en las elecciones de medio término, potenció el conflicto interno en el Frente de Todos y hoy mantiene con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner una relación quebrada, cuyos remezones se hacen sentir en el gobierno.

Sin embargo, el frente externo, en lo que tiene que ver con las relaciones internacionales, tampoco se puede decir que goza de una buena imagen, a pesar de las diferentes giras y encuentros que ha mantenido con líderes internacionales, en busca antes de lograr apoyos en la negociación con el FMI y ahora en la necesidad de potenciar su gestión de gobierno desde la economía internacional. No obstante en las últimas semanas, justamente en este frente ha sufridos dos críticas muy fuertes que deslucen el papel que intenta hacer en el margen de las relaciones internacionales.

En primer lugar, en la previa a su encuentro con el reelecto presidente de Francia, Emanuel Macron, Alberto Fernández fue durante criticado y puesto como ejemplo de lo que no se debe hacer si se pretende ser progresista, por Jean Luc Melenchon. No se trata de apenas un golpe dialéctico, Melechon logró aglutinar en la primera vuelta de las recientes elecciones presidenciales francesas, un nada despreciable 21,95% de los votos, apenas por debajo de los 23,15% de Marine Le Pen y los 27,84% del luego reelecto Macron. Por otra parte, es serio candidato a ganar las elecciones parlamentarias de junio y quizás convertirse en Primer Ministro, revitalizando de poder a la izquierda desde su movimiento " Francia Insumisa."

El líder izquierdista afirmó "¿Continuamos como hasta ahora o vamos detrás de alguien que no asusta a nadie? Eso da resultados como Alberto Fernández y otros dirigentes. Son moderados que no solucionan nada porque una vez que llegan al poder se asustan y se dedican a consensuar y a ceder sobre lo esencial: la relación que hay que tener con la naturaleza, eso lleva a la radicalización y es esa radicalización lo que conduce al anticapitalismo" "¿Continuamos como hasta ahora o vamos detrás de alguien que no asusta a nadie? Eso da resultados como Alberto Fernández y otros dirigentes. Son moderados que no solucionan nada porque una vez que llegan al poder se asustan y se dedican a consensuar y a ceder sobre lo esencial: la relación que hay que tener con la naturaleza, eso lleva a la radicalización y es esa radicalización lo que conduce al anticapitalismo"

Más allá del contexto del debate, la critica apuntó a lo interno, pero hace mella en la imagen en el marco de la relaciones internacionales de Alberto Fernández. Por otra parte, no debe tomarse como un dato menor, la vinculación política de Melenchón con Cristina Fernández de Kirchner.

melenchon.jpg
Dos críticos de Alberto Fernández

Dos críticos de Alberto Fernández

La otra cuestión que generó revuelo y también en relación a la imagen internacional de Alberto Fernández fue lo publicado por la agencia de prensa de Rusia, Sputnik. La misma se metió de lleno en relación a la postura inicialmente oscilante del gobierno argentino respecto del conflicto entre Rusia y Ucrania y la posterior condena argentina para calificar a Alberto Fernández de hipócrita y traidor.

Las feroces críticas recuerdan la reciente visita del presidente argentino a Rusia, apenas antes del inicio de las acciones bélicas, y las palabras de agradecimiento a su par ruso Vladimir Putin, sobre la provisión de vacunas durante la primera etapa de la pandemia, periodo en el cual el gobierno de Alberto Fernández se cerró prácticamente a la exclusividad del proveedor ruso, a pesar de los problemas de convalidación de la misma por la OMS.

Desde Rusia, al menos expuesto por una de sus agencias de prensa, molesta particularmente el voto argentino para expulsarlos del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y un tweet del Presidente argentino en su reciente visita a Alemania, en el cual sienta posición condenando la agresión, a lo cual desde Sputnik, sosteniendo el discurso de Rusia, manifiesta que Alberto Fernández en un hipócrita por no considerar la situación previa a la invasión rusa.

Finalmente, también criticaron la política económica del gobierno argentino al afirmar que:

" Tal vez en las propuestas que Fernández extendió a Scholz, esté la respuesta a esta traición contumaz, en contubernio con los regímenes occidentales donde el fascismo empieza a campar a las anchas.Fernández sacó pecho frente a Scholz: "Somos grandes productores de alimentos y somos grandes productores de energía". Es decir, el presidente de un país con un 37,3% de población que vive por debajo de la línea de la pobreza y donde muchos millones no acceden a alimentos, se propone venderle alimentos a Alemania.Y por otro lado, Fernández le ofrece gas proveniente de Vaca Muerta, a la que definió como "la segunda reserva de gas no convencional [eufemismo de fracking]" más importante del mundo. Es decir, va a ofrecer gas de esquisto a un país como Alemania, que supuestamente ha firmado ciertos compromisos con el medioambiente y la Agenda 2030. Como dice la frase, la necesidad tiene cara de hereje."

No son buenos tiempos para la imagen de Alberto Fernández, en lo interno con una coalición quebrada, en el marco de la relaciones internacionales, ha sido tratado de tibio, hipócrita y traidor y esas palabras parten de un influyente líder francés y desde la Rusia de la cual hace poco se sentía cercano.

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar