SUSCRIBITE por $49
sábado 11 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Tensión en aumento

Xi Jinping acosa a Taiwán por su vínculo con Estados Unidos

Durante las últimas semanas la China de Xi Jinping desplegó actividad militar en territorio taiwanés. Esto elevó las ya ásperas tensiones con Estados Unidos

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
12 de abril de 2023 - 17:11 Por Sarai Avila

El conflicto entre Taiwán y la China de Xi Jinping se ha incrementado en las últimas semanas. Tras el regreso de la Presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, de su viaje por Centro y Norteamérica, Beijing inició en Taiwán simulacros y ejercicios militares declarando que esta actividad era “una seria advertencia contra la colusión de las fuerzas separatistas de Taiwán con fuerzas externas, y un movimiento necesario para defender la soberanía nacional y la integridad territorial”.

No es la primera vez que China lleva a cabo este tipo de acciones sobre la Isla. En agosto de 2022, la ex presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Polosi, visitó Taiwán, y el gigante asiático también ejecutó ejercicios militares, incluyendo el lanzamiento de misiles. Tras esta situación, el presidente Joe Biden declaró que de ser necesario, apoyarán militarmente el gobierno taiwanés, puesto que mantienen fuertes lazos comerciales y militares.

image.png

La relación entre Estados Unidos y Taiwán se basa en sus importantes relaciones comerciales: desde 1979, mediante el Acta de Relaciones con Taiwán, el comercio de armas es la principal actividad: Washington es el principal suministrador de armas, lo que convierte al país norteamericano en gran aliado bélico en caso de conflicto. Esto enfurece cada vez mas a China.

Desde Beijing se lanzaron una serie de amenazas contra la Presidenta Tsai, advirtiéndole de no llevar a cabo la gira diplomática por América. Cuando ella retornó luego de los encuentros que compartió con Kevin McCarthy, presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, y otros miembros de la Cámara, el sábado 8 de abril el Ministerio de Defensa de Taiwán declaró públicamente que más de 90 aviones y varias embarcaciones de origen chino traspasaron la zona de identificación de defensa aérea (ADIZ), límite que el gobierno de Xi Jinping no reconoce. A pesar de haber anunciado el día lunes 10 que se retiraron del territorio, se siguieron viendo maniobras militares chinas durante el transcurso de la semana.

image.png

Además de llevar a cabo la actividad militar, China sancionó a dos instituciones estadounidenses: El Instituto Washington y la Biblioteca Presidencial Ronald Reagan, prohibiendo cualquier intercambio y/o cooperación con instituciones y personas chinas. También sancionó por segunda vez a Hsiao Bi-khim, embajador de Taiwán en Estados Unidos. Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de Taiwán declararon que las sanciones eran exageradas e irracionales.

El origen del conflicto se da porque Xi Jinping reclama el dominio de Taiwán, territorio que a partir de 1990 dejó de ser un gobierno autoritario y se transformó en una democracia parlamentaria, con una forma semi presidencialista. La Isla Asiática fue creada en 1911, luego del colapso de la última dinastía china. En 1945 la República de China recuperó la isla de Taiwán luego de que China perdiera la región contra los japoneses. En 1949 Mao fundó la República Popular China, con capital en Beijing, expandiendo su control en el territorio chino. Militares y funcionarios se refugiaron en Taiwán, estableciendo un régimen separatista con el apoyo de EEUU. Desde entonces consideran a Taiwán como territorio chino, negando su independencia y declarando que en algún momento volverá a ser parte de la República, incluso si tuvieran que usar la fuerza para su incorporación. Dado que la ONU decretó que Taiwán forma parte de la República China, muchos países no reconocen a la Isla como estado soberano.

La presidenta Tsai Ing-wen se encuentra finalizando su segundo mandato consecutivo. Ganó las elecciones por primera vez en 2016, y se convirtió en la primera mujer en ocupar el cargo a lo largo de la historia del país. Sostiene que Taiwán es un Estado soberano y que no es necesario declarar la independencia. A diario lucha contra las exigencias y ataques provenientes de Beijing. Mediante sus redes sociales se comunica cotidianamente con las y los ciudadanos taiwaneses. Luego del simulacro chino anunció: “en este momento, el ejército y el pueblo están unidos, unidos, no engañados por información falsa, y la defensa conjunta de la democracia de Taiwán es la máxima prioridad. Aunque los ejercicios militares de China han llegado a su fin, el ejército nacional y los equipos de seguridad nacional seguirán en sus puestos y defenderán el país”.

Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores (MOFA). de Taiwán se declaró “el jefe de estado de la República de China (Taiwán) ejerce un derecho básico de una nación soberana cuando viaja a otros países para participar en actividades diplomáticas, y que China no tiene derecho a intervenir. Al utilizar esto como pretexto para emprender acciones de provocación, China claramente está desafiando el orden internacional y socavando la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán y en la región”. Por su parte, Jaushieh Joseph Wu, el ministro de Relaciones Exteriores, dijo que Taiwán está trabajando para mejorar su preparación para el combate y sus capacidades de autodefensa. Desde MOFA se agradeció a Estados Unidos por pedir al gobierno chino que actúe de manera razonable.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar