SUSCRIBITE por $49
miércoles 15 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Informe exclusivo

Vladimir Putin: Hostigamiento a la comunidad LGBTQ+

El presidente Vladimir Putin arremete contra la comunidad LGBTQ+, a pesar de la oposición de su propio Ministerio de Salud

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
26 de julio de 2023 - 19:29 Por Redacción El Archivo

Vladimir Putin ha dado instrucciones al Ministerio de Salud de Rusia para que cree un instituto en el Centro de Psiquiatría Serbsky para estudiar el “comportamiento social” de las personas LGBTQ+. La orden se hizo pública luego de las declaraciones del Ministro de Salud de Rusia, Mikhail Murashko, como respuesta a una pregunta del diputado Anatoly Wasserman durante la primera lectura de un proyecto de ley que prohíbe las transiciones de género en la Duma Estatal.

Hablando de personas LGBTQ+, Wasserman le preguntó a Murashko si el Ministerio de Salud está realizando un estudio sobre “métodos psiquiátricos para alinear estas ideas [sobre los roles de género y la sexualidad de las personas] con la realidad”.

“Ahora hay una directiva presidencial para crear un instituto adicional en nuestro Centro de Psiquiatría federal para estudiar no solo estos, sino también una serie de [otras] áreas de comportamiento, incluido el comportamiento social. Por lo tanto, esta dirección también será objeto de un estudio científico obligatorio, además de lo que estamos haciendo hoy”, dijo Murashko.

Disidencia interna

El 14 de junio, la Duma Estatal de Rusia aprobó un proyecto de ley que prohíbe las operaciones quirúrgicas “dirigidas a cambiar el sexo de una persona” y cambiar el marcador de género en los documentos legales en su primera lectura. Durante la sesión, múltiples partidos de la Duma criticaron abiertamente el documento, como el Ministerio de Salud, encabezado por Murashko. El ministro dijo que una prohibición total de los "cambios de sexo" [el término que usa la Duma para describir las transiciones de género] podría conducir a un aumento en el número de suicidios en todo el país.

Murashko apoyó la prohibición de los "cambios de sexo" basados únicamente en la solicitud de un paciente y abogó por requisitos más estrictos para la cirugía y la terapia hormonal, pero no abogó por una prohibición total de las transiciones de género.

2 (16).png

En respuesta, el presidente de la Duma, Vyacheslav Volodin, le pidió a Murashko que no propusiera ninguna enmienda a la ley: “Nos gustaría que el Ministerio de Salud no emitiera ninguna enmienda para la segunda lectura, argumentando que cuida a las personas. Se debe tener cuidado, por así decirlo, al prohibir toda esta fornicación”, dijo Volodin. La legislación puede ser modificada si se proponen enmiendas en la segunda y tercera lectura del documento.

Expertos que trabajan con personas LGBTQ+ explicaron recientemente que la Duma insiste en el uso del término incorrecto y transfóbico “cambio de sexo”, y también quiere aprobar la versión más dura del proyecto de ley, que prohibiría a las personas transgénero en Rusia todos los aspectos de una transición de género: desde cambiar documentos hasta intervenciones quirúrgicas. La legislación eventualmente conducirá a un mercado clandestino de cirugía y un aumento en los casos de depresión, dijeron los expertos.

4 (22).png

Rusia aprobó previamente una ley que prohíbe la “propaganda LGBT”. La ley no contiene definiciones precisas y, de hecho, se aplica a una persona de cualquier orientación; por ejemplo, la ley se puede utilizar para enjuiciar a las personas que dicen abiertamente que no quieren tener hijos. El diputado Pyotr Tolstoy, que presentó el proyecto de ley en la audiencia de la Duma, dijo que los diputados recibieron “una opinión muy emotiva del Ministerio de Salud”.

“Si se aprueba el proyecto de ley, resultará en un punto muerto en el que las personas cuyo género sea reconocido oficialmente por los profesionales médicos como no coincidente con el género indicado en su pasaporte, pobres almas, no podrán alinear los datos de su pasaporte con la realidad que se ha desarrollado en sus cabezas. Esto podría generar problemas éticos, médicos y sociales y también generar –lo que usted considera– un aumento de los suicidios en el país. Compañeros, bueno, disculpe, este enfoque, si estamos de acuerdo con él, con la posición del Ministerio de Salud, significa que esta ley no debe aprobarse”.

Después de eso, Tolstoy sugirió discusiones futuras sobre el control de medicamentos para abortos médicos y la prohibición de abortos en “clínicas comerciales que se realizan con fines de lucro en violación de la ley”.

El proyecto de ley prohíbe completamente los “cambios de sexo” mediante cirugía y modificaciones al pasaporte; con excepción de las anomalías congénitas en los niños. Tras la firma del presidente, se realizarán las reformas a las leyes “Sobre Protección de la Salud” y “Sobre Actas del Estado Civil”. El documento también prohíbe a las oficinas del registro civil de Rusia realizar cambios en los documentos basados en certificados médicos de reasignación de género. Esto significa que las personas transgénero no podrán cambiar la columna de "sexo" en sus pasaportes.

El permiso para tratar anomalías fisiológicas congénitas de formación de género en niños deberá obtenerse de las comisiones médicas de las instituciones gubernamentales rusas. La lista de establecimientos será aprobada por el gobierno ruso.

Repercusiones

Nef Cellarius, coordinador del programa de asesoramiento entre pares transgénero LGBTQ+ del grupo Coming Out declaró: “'Cambio de sexo' es un término incorrecto usado para simplificar [el concepto]. Pero nadie en la comunidad LGBTQ+ habla de esa manera, se considera incorrecto y transfóbico decir eso, ya que el “sexo médico” se compone de siete componentes diferentes, y no todos se pueden “cambiar”. Si decimos que una persona t (una persona transgénero) “cambia de sexo”, obviamente no esperamos que sea capaz de cambiar, por ejemplo, el sexo cromosómico, también conocido como genético. Entonces, ¿de qué sexo estamos hablando?

3 (18).png
Vladimir Putin

Vladimir Putin

Es para evitar crear estos conflictos médicos que se utiliza el término “transición transgénero”. Es lo mismo, pero con más tacto y sin cuestionamientos sobre su sustancia o significado. La transición transgénero en Rusia hoy involucra tres procesos independientes. Una persona trans puede realizar uno, dos, los tres o ninguno.

La transición legal es un cambio de identidad, la transición médica implica cambios en el cuerpo y la transición social es la integración en la sociedad de acuerdo con la identidad de género. Una vez más, no tiene que hacer el 'paquete completo'. Hay personas que, por ejemplo, cambian sus documentos y hacen una transición social, pero no recurren a intervenciones médicas. O, por el contrario, hay quienes toman terapia hormonal, pero no cambian sus papeles por el motivo que sea. Es igualmente correcto decir que las tres personas están pasando por una transición.

En este momento, la Duma está considerando la versión más dura del proyecto de ley, que prohibiría absolutamente todo, incluido el cambio de documentos y cualquier manipulación médica, ya sea cirugía o terapia hormonal. Y esto es una verdadera pesadilla para muchas personas transgénero y no binarias.

“Rusia prohibirá todo para las personas transgénero y no binarias, lo que conducirá a un mercado clandestino de cirugías”, dice un activista de derechos humanos. Desafortunadamente, incluso ahora hay personas que están tomando terapia hormonal (TH) en secreto. Vale la pena señalar que la TH es un componente importante de la transición médica. La terapia hormonal suele ser un tratamiento suficiente para que una persona deje de experimentar disforia de género. HT proporciona cambios notables en la apariencia de uno si es seleccionado adecuadamente por un médico competente.

"Tomar hormonas por cuenta propia es peligroso para la salud y puede tener consecuencias irreversibles, incluso poner fin a todo el proceso de transición. Desafortunadamente, incluso ahora hay personas que lo hacen ellos mismos [sin supervisión médica]. Tememos que, con la salida de la ley, también habrá un mercado quirúrgico clandestino, lo que sin duda podría tener consecuencias terribles para la salud y la vida de las personas transgénero", completa. "Y nadie 'cambia de sexo' en un pasaporte solo porque una persona se parece a un hombre, por ejemplo, pero los documentos de la persona son femeninos. Incluso ahora, para cambiar un marcador de género y poder operarse, se requiere una comisión de cuatro especialistas: una sexóloga, una psicóloga clínica y dos psiquiatras. Por cierto, la observación de un paciente ante la comisión puede demorar hasta dos años, por lo que no siempre es un proceso rápido. Es posible cambiar los documentos de uno solo con una conclusión positiva de la comisión. Con la introducción de la nueva ley eso tampoco será posible”, señala para finalizar.

Igor Kochetkov, activista de derechos humanos, uno de los fundadores de la Red LGBT Rusa, afirma: “La transición transgénero no es un concepto legal, sino sociológico. Se refiere a todo el proceso, incluida la adaptación social de una persona. Puede comenzar mucho antes de las acciones quirúrgicas y legales y continuar a lo largo de la vida, e incluso después de que se haya realizado, ya que la integración total es algo complicado. En mi opinión, es mejor no usar la frase 'transición transgénero' en el contexto de esta ley.”

image.png
Las marchas no cesan en el exterior.

Las marchas no cesan en el exterior.

La noción de 'cambios de sexo', que está presente en este proyecto de ley, fue inventada por estos parlamentarios analfabetos de la Duma estatal, quienes también aprobaron la ley sobre 'propaganda' [LGBTQ+]. Fue entonces cuando el concepto

El Centro Serbsky

El Centro Serbsky (formalmente conocido como "Centro Científico Estatal Serbsky para Psiquiatría Social y Forense") es un hospital psiquiátrico en Moscú y el principal centro de psiquiatría forense de Rusia. En la Unión Soviética, el Centro, entonces conocido como el Instituto Serbsky, se utilizó como arma contra los disidentes desde finales de la década de 1960 hasta la década de 1980. Los disidentes a menudo eran declarados enfermos mentales y enviados para tratamiento involuntario a hospitales controlados por el KGB.

En 2014, el artista de performance ruso Pyotr Pavlensky se cortó un pedazo de la oreja mientras estaba sentado desnudo afuera del Centro Serbsky para tomar una posición contra el uso de la psiquiatría forzada por parte de las fuerzas del orden para reprimir a los disidentes. Según Pavlensky, cortarse el lóbulo de la oreja estaba destinado a representar el daño resultante de que la policía “volviera al uso de la psiquiatría con fines políticos”.

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar