SUSCRIBITE por $49
domingo 21 de abril de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Entrevista exclusiva

"Sorprende la crueldad de la tortura ejecutada por Rusia"

La OSC DIGNITY presentó un escalofriante informe sobre los métodos de tortura implementados por Rusia sobre soldados y civiles ucranianos

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
19 de junio de 2023 - 16:06 Por Damian Szvalb

Hace poco más de dos meses, la OSC danesa DIGNITY presentó un escalofriante informe sobre dinámicas de tortura por parte de fuerzas rusas sobre la tropas y civiles de Ucrania. En el reporte, “Nueve círculos del infierno”, sobrevivientes de las torturas ejecutadas por Rusia cuentan al máximo detalle qué sucedía en los lugares de detención, cómo eran torturados, qué elementos utilizaban los torturadores. Toda la información recopilada permite sostener la tesis de la puesta en práctica de tortura sistemática y de eventuales crímenes de lesa humanidad, perpetrados por las tropas de Putin en su invasión a Ucrania.

Para obtener detalles de este trabajo y recibir más información de primera mano, en exclusiva conversamos con los referentes de DIGNITY, quienes realizaron la investigación y consolidaron el estremecedor informe. Ellos nos cuentan qué se encontraron en los lugares de tortura, cómo es entrevistar a una persona torturada y cómo abordan la temática de la tortura en todo el mundo. Fundada en 1982, DIGNITY es una de las OSC pioneras en el abordaje de la tortura y el tratamiento de sus víctimas. Desde allí contribuyen con organismos y gobiernos de todo el mundo, colaboran en la rehabilitación de las víctimas traumatizadas y cooperan con la documentación de las violaciones graves de los derechos humanos.

image.png

Una investigación sobre torturas, imagino, los expuso ante mucha información tan triste como dramática. Sin embargo, ustedes vienen trabajando en esta temática desde 1982. ¿Hubo algún o algunos elementos en particular que los hayan sorprendido? ¿Alguna metodología que les haya resultado especialmente siniestra?

DIGNITY ha trabajado con casos similares de tortura también en otros países, pero no en el contexto de un conflicto armado internacional. Sin embargo, encontramos algunas características y métodos de tortura para destacar:

En primer lugar, el carácter generalizado de la tortura. Por ejemplo, recibimos denuncias sobre el uso de la tortura de forma sistemática y desde el primer día del control ruso sobre los lugares de detención. Las denuncias de tortura procedían de todas las prisiones en las que estaban encarcelados nuestros entrevistados (siete prisiones). Además, apenas ha habido una ciudad o pueblo del que no llegaran denuncias de tortura tras la liberación de los territorios ocupados por Rusia por parte de Ucrania.

En segundo lugar, sorprende la crueldad de la tortura ejecutada por Rusia, que a menudo iba seguida de ejecuciones en el caso de algunas categorías de ciudadanos que se negaban a cooperar o que teóricamente podían resistirse al régimen de ocupación (antiguos agentes del orden, profesores, funcionarios, personas conocidas por sus opiniones patrióticas).

Por último, el uso generalizado de la electricidad y otros métodos "especiales". Los instrumentos de tortura parecían haber sido preparados de antemano y adaptados para infligir descargas eléctricas. Se conectaban cables a partes sensibles del cuerpo, como genitales, dedos meñiques, orejas. Además, se utilizaron otros métodos "a medida", como la casi asfixia con máscaras de gas.

El informe menciona que las torturas se dieron, principalmente, en comisarías, edificios públicos, y hasta estaciones de trenes. ¿Pudieron recorrer los lugares de detención o simplemente se valieron de los testimonios de los sobrevivientes y de documentación de otras organizaciones?

El informe se basa principalmente en testimonios recogidos en el marco de nuestros proyectos directamente en las prisiones (más de 60 entrevistas) tras su liberación. La información fue recopilada por los socios de DIGNITY y analizada por DIGNITY en colaboración con ellos.

4 (21).png

¿Creen que este informe puede transformarse en un elemento muy relevante para, eventualmente, juzgar a funcionarios rusos por crímenes de lesa humanidad? ¿Cuán viable creen que es que tal juzgamiento suceda efectivamente?

Ya se están produciendo enjuiciamientos. Por ejemplo, algunos antiguos funcionarios de prisiones que aceptaron cooperar con la administración de ocupación rusa y torturaron a prisioneros han sido detenidos recientemente por las fuerzas del orden ucranianas. Los materiales de DIGNITY presentados a la Fiscalía General se están utilizando en estos procedimientos.

Además, DIGNITY y nuestra organización ucraniana asociada están preparando presentaciones ante la Corte Penal Internacional. Estos escritos pueden ser utilizados por la Corte en los respectivos procedimientos penales. Corresponde a la Corte decidir si utiliza los materiales. DIGNITY intenta garantizar que la documentación se realice de acuerdo con las normas aplicables para que pueda ser aceptada por la Corte.

El informe refleja el testimonio de varios sobrevivientes. Más allá del contenido de esas charlas, ¿cómo fue esa conversación con quienes habían sido torturados durante semanas o meses? ¿Qué destacarían de ese momento?

Los sobrevivientes estaban muy motivados para dar su testimonio e hicieron hincapié en que querían contribuir a la documentación para que sirviera para que los autores rindieran cuentas. Además, algunos de ellos necesitaban ayuda humanitaria y necesitaban apoyo psicológico y rehabilitación.

image.png
Una celda de detención usada por las tropas de Rusia.

Una celda de detención usada por las tropas de Rusia.

DIGNITY recientemente completó una capacitación a miembros de una fundación ucraniana para entrevistar a víctimas de tortura. ¿Cómo es entrevistar a una persona que fue torturada durante semanas? ¿Cuáles dirían que son los puntos básicos que deben tenerse al momento de sentarse frente a una persona que atravesó por semejante situación?

Entrevistar a sobrevivientes de torturas requiere empatía y sensibilidad. Esto significa que cada historia debe ser, en cierta medida, "vivida" por los entrevistadores. Los lectores del informe nos han dicho que era difícil de leer. Es difícil leerlo, como es difícil escuchar directamente a alguien que ha pasado por los "nueve círculos del infierno" e imaginar por lo que esa persona tuvo que pasar.

En cuanto a los puntos básicos para entrevistar, permítannos darles algunos ejemplos de los protocolos de DIGNITY sobre las entrevistas. El primero, tener cuidado con los propios prejuicios y cómo pueden influir en el proceso de la entrevista. Luego, comprender los factores psicológicos que pueden influir en la actuación del entrevistado durante una entrevista, como por ejemplo, la ansiedad. También es clave considerar que diversas vulnerabilidades pueden influir en el relato de la víctima y que el entrevistador debe ser sensible a dichas vulnerabilidades: edad (niños o ancianos), sexo (mujeres, hombres, personas LGBTIQ+), nacionalidad, etnia, religión, estado de salud (enfermedad somática o mental), depresión/ansiedad, dependencia de sustancias, naturaleza del delito, u otros motivos. También es muy importante establecer progresivamente una buena relación con el entrevistado hablando primero de temas generales y neutros. Ayuda a crear un ambiente cómodo y relajado para el entrevistado, lo que hace que esté más dispuesto a responder a las preguntas. Debemos introducir los temas delicados gradualmente una vez que se haya establecido un nivel de confianza y comodidad. Y siempre hay que volver a temas seguros si el entrevistado muestra signos de angustia.

En resumen, adoptamos un enfoque basado en el trauma, lo que significa que reconocemos el impacto potencial del trauma en el comportamiento y las respuestas del entrevistado durante la entrevista; creamos un entorno seguro y de apoyo para el entrevistado, reconociendo el impacto potencial del trauma y siendo sensibles a sus necesidades durante todo el proceso de la entrevista; y generamos confianza y minimizamos cualquier posible daño o retraumatización.

¿Cómo sigue la labor de DIGNITY al respecto? Imagino que existen muchos otros testimonios sobre la cuestión. ¿Consideran emitir una segunda versión del informe o continuar con este trabajo de alguna manera?

Seguimos trabajando y tenemos previsto publicar un segundo informe en 2023/24 con más testimonios de tortura y análisis jurídicos sobre si estos delitos equivalen a crímenes de guerra o crímenes de lesa humanidad. Habrá más información sobre la tortura en los territorios ocupados, y su carácter generalizado y sistemático, si continúan las prácticas actuales.

image.png
Sala de detención y tortura.

Sala de detención y tortura.

Son muchas las organizaciones que están trabajando sobre la invasión rusa en Ucrania. ¿Cómo es la articulación entre tantas organizaciones que, con distintos enfoques, tienen el mismo objetivo, que es el de mostrar al mundo qué es lo que está sucediendo en Ucrania y apoyar al pueblo ucraniano? ¿Es fácil la cooperación?

Intentamos delimitar nuestro trabajo temática y regionalmente. Nos coordinamos regularmente con los socios existentes y exploramos formas de crear sinergias con el trabajo de otros. Nuestros socios son ONG ucranianas con un historial de documentación y lucha contra la tortura: Kharkiv Human Rights Protection Group, Ukraine without Torture y Protection for Prisoners of Ukraine. Además, colaboramos con otra organización internacional: European Prison Litigation Network.

En cuanto a otras organizaciones, también estamos pendientes de iniciativas similares para cooperar o, al menos, no duplicarnos. Por ejemplo, cuando el informe estaba casi terminado, nos enteramos de que una organización llamada ZMINA Human Rights Center trabajaba sobre la tortura en lugares de detención no oficiales y realizaba entrevistas a supervivientes (su informe se publicó al mismo tiempo que el nuestro). Nosotros teníamos acceso limitado a las zonas y a las personas a las que ellos tenían buen acceso. Estamos discutiendo con ZMINA formas de cooperar y complementarnos mutuamente.

¿Cómo interactúa DIGNITY con los gobiernos centrales y con los organismos de Naciones Unidas?

DIGNITY y sus socios envían información sobre los incidentes y casos de tortura documentados a organismos de las Naciones Unidas, como la Comisión de Investigación de las Naciones Unidas sobre Ucrania, la Misión de Observación de las Naciones Unidas y el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Tortura.

Además, compartimos información con las autoridades fiscales de Ucrania. También tenemos previsto compartirla con la Corte Penal Internacional a su debido tiempo.

Más allá del trabajo de campo, como el que dio lugar a este informe, DIGNITY realiza otras tareas vinculadas a prevención y seguimiento de víctimas de tortura. ¿En qué consiste esa tarea? ¿Cómo están trabajando con ex prisioneros de las fuerzas rusas? ¿Cómo se hace para que una persona que pasó por semejante situación retome una vida lo más normal posible?

En primer lugar, trabajamos en materia de rehabilitación. DIGNITY trabaja para garantizar que los supervivientes de torturas de todo el mundo tengan acceso a rehabilitación profesional. En Dinamarca, dirigimos una clínica para refugiados traumatizados y sus familias. A escala internacional, colaboramos con socios locales en varios países para facilitar ayuda a mujeres y hombres traumatizados en zonas vulnerables y pobres. Además, también investigamos sobre el tratamiento de víctimas traumatizadas. Más información sobre nuestra labor de rehabilitación en esta página. En cuanto a los ex presos de Ucrania, trabajamos con supervivientes de torturas y les proporcionamos apoyo humanitario y jurídico.

También trabajamos sobre prevención. En Dinamarca, nuestro trabajo se desarrolla, entre otras cosas, en el marco del Mecanismo Nacional de Prevención (MNP) en virtud del Protocolo Facultativo de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura (OPCAT). Junto con el Defensor del Pueblo Parlamentario danés y el Instituto Danés de Derechos Humanos, supervisamos las condiciones en las prisiones danesas y otras instituciones cerradas y ayudamos a garantizar que Dinamarca cumple con sus obligaciones en materia de derechos humanos.

A nivel internacional, en países donde la situación de los derechos humanos es especialmente preocupante, como Egipto o Bielorrusia, colaboramos estrechamente con organizaciones de la sociedad civil para combatir la opresión de la sociedad civil, proporcionar asistencia jurídica a los reclusos en las cárceles y documentar graves violaciones de los derechos humanos, incluida la tortura.

En muchos países, trabajamos con nuestros socios para aumentar el respeto por la Convención de la ONU contra la Tortura y otros convenios y normas internacionales que tienen como objetivo prevenir las violaciones de los derechos humanos. Ayudamos a nuestras organizaciones socias y a las autoridades de varios países en sus esfuerzos por llevar a cabo reformas en el ámbito de la justicia y por mejorar las condiciones de las personas privadas de libertad.

Desde nuestras oficinas en Jordania y Túnez, colaboramos estrechamente con organizaciones y autoridades de ambos países y de otros países de Oriente Medio y el Norte de África para avanzar en nuestros objetivos. Luchamos contra la violencia en zonas urbanas pobres caracterizadas por la desigualdad, la corrupción y la opresión. Junto con organizaciones asociadas, desarrollamos conocimientos sobre cómo reducir la tortura y la violencia organizada en dichas zonas urbanas, y cómo establecer condiciones de vida más seguras.

GUERRA UCRANIA | Tortura y violación: armas viejas para la guerra moderna | EL PAÍS

Torturas y violencia hay en muchas partes del mundo, lamentablemente. ¿Están trabajando en otros conflictos o situaciones? Por ejemplo, se habla de crímenes de lesa humanidad en algunas partes de China, también en algunos países de América latina. ¿Están siguiendo de cerca casos más allá del conflicto en Ucrania?

DIGNITY trabaja en situaciones posteriores a conflictos, en Estados frágiles y en democracias emergentes. También trabajamos en países con inestabilidad política interna u otro tipo de emergencia pública. En África, nos desempeñamos en Burkina Faso, Kenia, Liberia, Sierra Leona, Sudáfrica y Uganda. En Asia, en Bangladesh, Indonesia, Myanmar y Filipinas. En Europa, en Bielorrusia, Dinamarca, Kosovo y Ucrania. En América Latina, Colombia y Guatemala. En Oriente Medio y Norte de África, Egipto, Jordania, Libia, Marruecos, Palestina y Túnez.

En algunos países, como Marruecos, Túnez y Uganda, capacitamos a médicos, abogados y defensores de los derechos humanos para documentar la tortura con el fin de exigir justicia y responsabilidades a escala nacional o internacional. En otros, como Myanmar, Libia y Palestina, nuestras organizaciones socias han documentado graves crímenes internacionales y presentado pruebas ante la Corte Penal Internacional o el Mecanismo de Investigación Independiente de la ONU para Myanmar.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar