SUSCRIBITE por $49
lunes 20 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Primera entrega

Rusia y sus aliados: el enigmático checheno Ramzán Kadyrov

Una de las piezas del tablero de la invasión de Rusia a Ucrania es la de Kadyrov. ¿De donde sale Kadyrov? ¿Dónde está su poder?

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
24 de abril de 2023 - 10:13 Por Daniel Villalón

No se puede hablar del surgimiento de Ramzán Kadyrov, aliado clave de Rusia, sin hablar de su padre, del muftí Akhmad Kadyrov. Ya que el actual mandamás de la República de Chechenia heredó de él, a dedo, el poder. Y para esto tenemos que remontarnos a la primera guerra de Chechenia que duró del 1994 al 1996.

En el año 1991 las repúblicas que conformaban la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas declaraban su independencia y se constituían como naciones independientes. Para citar como ejemplo: Kirguizistán el 31 de agosto del 1991, Uzbekistán el 25 de diciembre de 1991, Belarús el 8 de diciembre de 1991, Armenia el 21 de septiembre de 1991. En ese contexto la República Autónoma de Chechenia, que tenía un rango inferior de “república autónoma” dentro de Rusia, también declaró su independencia al igual que lo hicieron las repúblicas socialistas conformantes de la ex URSS.

8 (5).png

Era un contexto durante el cual la Federación Rusia estaba sumergida en serios problemas internos. Por lo cual, durante unos tres años, no se ocupó de lleno de la cuestión chechena ni de su “independencia” declarada en 1991. Esto fue así hasta el año 1994 que el presidente ruso de entonces Boris Yeltsin envió al ejército ruso a restaurar el orden democrático en la rebelde república chechena. Este fue el comienzo de la primera Guerra Chechena que duró desde 1994 hasta el 1996.

Es muy importante destacar que la Primera Guerra Chechena RUSIA LA PERDIÓ. Fue derrotada a costa de un saldo de 50.000 civiles chechenos muertos y 200.000 civiles chechenos desplazados. Para tomar dimensión. Este saldo de vidas perdidas y desplazados se dio en un territorio de 17.300 km2 (esto es las dos terceras partes de la provincia de Tucumán) en donde vive una población total de aproximadamente un millón de personas.

En el año 1995 Akhmad Kadyrov (padre del actual presidente Ramzán Kadyrov) fue declarado muftí de Chechenia. Fue una persona muy respetada en la sociedad de su país que en su mayoría musulmana pertenecía a la rama suní. La más tolerante podemos decir. Después de los años de la URSS en Chechenia las mujeres estudiaban, trabajaban, no usaban hijab. Su sociedad sin llegar a ser laica vivía una cotidianeidad relajada. El islam sufí mayoritario permitía que fuese practicante quien lo quería ser sin presiones desde Estado.

parte 1 - kadyrov hijo y putin 1.jpg

En el año 1995 Kadyrov padre, asume como muftí de Chechenia y estaba alineado con los movimientos independentistas de su país. Eran tiempos en los que allí sucedía una guerra independentista y nada más. No había ninguna cuestión de yihadismo ni de terrorismo en ese momento.

En el año 1996 RUSIA PERDIÓ la guerra de Chechenia. Rusia puso el estatus del país entre paréntesis para resolver más adelante. Las tropas rusas se retiran y la posición del Kremlin fue que la disposición final se resolvería en un referéndum oportunamente. Pero en la incipiente república independiente empezaron tiempos muy turbulentos.

Chechenia estaba en un vació jurídico. Desde el principio de la primera guerra del 1991 habían ingresado al país (para ayudar a los chechenos independentistas en su guerra contra Rusia) yihadistas y terroristas extranjeros. También musulmanes, pero de la rama más extremista, la wahabita. Estos yihadistas y terroristas extranjeros traban estrechos vínculos con algunos de los independentistas chechenos como Shamil Basáyev (alias Abu Idris) y Arbi Baráyev (alias El Exterminador).

Comienza en Chechenia un fuerte choque interno, entre los chechenos independentistas de la rama sufí, la nativa más tolerante representada por Kadyrov padre y los de la rama wahabita, importada, extranjera y extremista. Se empezaron a ver hecho que nunca se habían visto en el país, como que mujeres fuesen apedreadas por extremistas en la vía pública por no llevar la cabeza cubierta. Los chechenos sufís empezaron a ver a los chechenos wahabitas como una amenaza. Y esto escaló cuando Kadyrov padre sufre el primer atentado contra su vida. Ahí empezó la guerra abierta interna entre ambas facciones.

Los chechenos independentistas wahabitas contaban con la billetera de los países del Golfo para la construcción de escuelas, orfanatos, centros de asistencia, mezquitas, escuelas coránicas, etc. Esto fue parte de la estrategia de seducción a la población local y de implantar el wahabismo en la población nativa sufí. El presidente formal de ese momento en Chechenia era Aslán Masjádov. Y ejercía su magistratura equilibradamente, sin confrontar con la facción wahabita ni con la sufí donde la figura preponderante era Kadyrov padre.

Si bien el presidente provenía de la rama más moderada, no quería enfrentar a la rama extremista porque temía por una guerra civil. Siempre trató de alcanzar acuerdos hasta que se tornó imposible en el 1999. Año en que los extremistas wahabitas chechenos intentaron ingresar en Daguestán e instaurar ahí una república islámica. Posteriormente hubo una serie de atentados en la Federación Rusa en Buynaksk (República de Daguestán), Moscú y Volgodonsk (óblast de Rostov) en septiembre de 1999, en el que resultaron en 293 personas muertas y 651 heridas. Esto generó pánico en la población rusa. Justo Vladimir Putin había llegado a la presidencia de Rusia y éste fue una de sus primeras pruebas de fuego. Putin prometió mano dura y castigo a los responsables. Los independentistas chechenos que siempre se atribuían sus acciones militares siempre rechazaron su participación en los atentados de 1999 y acusaron a Rusia de provocarlos para justificar el inicio de l Segunda Guerra de Chechenia. Aquí se empezó a construir la imagen del macho bravío ruso que venía a poner orden en la Rusia deshonrada. Aquí Putin dio uno de sus primeros discursos viralizados donde dijo que acorralaría a los terroristas en el baño, los mataría y luego los tiraría por el inodoro.

Aquí empezó la Segunda Guerra de Chechenia. El 26 de agosto de 1999. Durante la presidencia de Boris Yeltsin y 17 días después de asumir Vladimir Putin el cargo de Primer Ministro de la Federación Rusa. En este momento fue crucial la definición del muftí de Chechenia Akhmad Kadyrov: no declarar la yihad a Rusia. A diferencia de la primera guerra de Chechenia donde toda la insurgencia peleó unida contra Rusia y Rusia perdió, en la segunda guerra de Chechenia la insurgencia estaba divida en dos. Los insurgentes wahabitas extremistas y los insurgentes sufí moderados. Y Vladimir Putin vio la oportunidad imperdible de una personalidad respetada en Chechenia, para captarlo y contribuir a los intereses de Rusia. Aquí surge el acercamiento de los Kadyrov con el Kremlin de Moscú.

La segunda guerra de Chechenia fue mucho más sangrienta que la primera, tuvo más víctimas fatales y desplazados. Y cuando el ejército ruso tuvo inicialmente controlada la situación se ungió a dedo a Akhmad Kadyrov como el presidente formal de Chechenia. El Kremlin entendió que un ruso no podría ejercer esa magistratura, pero sí un local medianamente bajo su control que contase con apoyo de gran parte de la población. Fue puesto por el Kremlin en el cargo de presidente de Chechenia en junio del 2000. El 5 de octubre del 2003 se celebran elecciones en las que salió ganador y elegido presidente. Cargo que ocupó hasta el 9 de mayo del 2004 que fue asesinado mientras veía un partido de fútbol en un estadio. Habían colocado una bomba debajo de su asiento.

Al asesinato de su padre, Ramzán Kadyrov tenía 27 años. El entonces ministro del interior Alú Aljánov asumió la primera magistratura de Chechenia hasta el 15 de octubre de 2007, cuando fue sustituido por Ramzán Kadyrov.

ASÍ LLEGÓ A LA PRESIDENCIA DE CHECHENIA RAMZÁN KADYROV A LA EDAD DE 30 AÑOS.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar