SUSCRIBITE por $49
sábado 15 de junio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Ejercicio militar

OTAN: Imponente demostración de fuerza con mensaje a Putin

La OTAN, organización de defensa que une a países de América del norte y Europa, envía señales Rusia. ¿También a China?

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
15 de junio de 2023 - 12:26

Durante esta semana, y hasta el 23 de junio, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) se encuentra ejecutando el mayor ejercicio militar de toda su historia. Fuerzas militares de 25 países se encuentran en Alemania, desarrollando ejercicios conjuntos de entrenamiento. ¿Se preparan para un conflicto? Con seguridad, la situación en Ucrania ha despertado todas las alertas en la OTAN.

La actividad, que se denomina Air Defender 23, consistirá en la realización de vuelos en tres áreas del país anfitrión: sobre el norte de Alemania y el Mar del Norte, en el este y en una franja más pequeña en el sur de Alemania. Durante la realización de las maniobras, el tránsito aéreo de pasajeros se verá reducido y, eventualmente, cancelado, lo cual supone un gran desafío para la movilidad en Europa. Para contrarrestar esto, Alemania ampliará el horario de funcionamiento de sus aeropuertos.

La OTAN

La OTAN fue creada como tantas otras organizaciones multilaterales, a fines de la década del cuarenta, como producto de la Segunda Guerra Mundial. Está compuesta por Canadá, Estados Unidos y la mayoría de los países de la Europa Occidental, incluyendo a todos los países centrales del viejo continente. Probablemente, por estos días se enfrenta al mayor desafío desde su creación, o, como mínimo, desde el ocaso de la ex Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas que dio lugar a la finalización de la Guerra Fría.

Otra vez Rusia, en su versión actual, se plantea como una amenaza para el bloque. Putin dejó en claro que uno de los principales argumentos para invadir a Ucrania fue la posibilidad de que Ucrania pase a formar parte de la OTAN. Una promesa supuestamente incumplida por Estados Unidos y sus aliados al terminar la Guerra Fría, de que no se incorporarían a la OTAN países fronterizos con Rusia, hizo precipitar a Rusia sobre Ucrania. Sin embargo, ya desde hace muchos años varios países fronterizos con Rusia forman parte de la OTAN, haya existido o no dicha promesa. Lo que queda claro, hoy, es que Putin no quiere que Ucrania se sume a la OTAN.

5 (11).png

La preocupación de Putin radica en dos cuestiones concretamente. La primera, que cualquier país de la OTAN puede colaborar militarmente y mantener presencia de tropas y armamentos en cualquier otro país de la organización. Es decir, si Ucrania se sumara a la OTAN, Estados Unidos podría posicionar armamento en la misma Ucrania, al lado de Rusia. La otra, que por el artículo 5 del tratado de conformación de la organización, cualquier país parte que sea agredido por uno externo automáticamente disparará la defensa del bloque en su totalidad. Es decir, una agresión a un país del bloque, es una agresión al bloque, a la que todos los países deben responder. Por ende, si Ucrania fuera parte de la OTAN y Putin la atacara, la respuesta al Kremlin sería devastadora, porque se enfrentaría directamente con Estados Unidos, Alemania, Francia y las otras potencias occidentales.

Occidente ha sido muy consistente en su defensa a Ucrania, pero también muy cuidadoso. Lo mismo corre para Putin. Sabe que un misil mal disparado, que caiga en Polonia (miembro de la OTAN), por ejemplo, dispararía la reacción de todo el bloque. La hipótesis de conflicto mayúsculo está vigente. Y en ese marco es que la OTAN decidió emprender este ejercicio, en lo que intenta ser una monumental demostración del poderío occidental con Putin como destinatario.

2 (11).png

Una demostración con un claro destinatario

Que el ejercicio militar de la historia de la alianza se dé justo en este momento solo puede leerse como un claro mensaje a Putin, pero también a China. Según Torben Arnold, del Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y de Seguridad (SWP), la OTAN "por supuesto, envía una señal clara de que, aunque el espacio aéreo esté extremadamente ocupado, estamos preparados para demostrar que defenderemos cada centímetro del territorio de la OTAN". La embajadora de Estados Unidos en Alemania, Amy Gutmann, se refirió a la cuestión, aunque sin mencionar a Rusia directamente: "La prevención mediante la preparación es hoy más importante que nunca", afirmó. "Me sorprendería bastante que algún líder mundial no tomara nota de lo que esto demuestra en términos del espíritu de esta alianza, lo que significa la fuerza de esta alianza. Y eso incluye al señor Putin", ha declarado Gutmann en rueda de prensa.

Al respecto, Fabián Calle, Lic. en Ciencia Política y magíster en Relaciones Internacionales, especializado en Defensa, afirmó que "sin duda fue una demostración de fuerza en territorio alemán y zona báltica. La OTAN desplegó lo mejor de sus diversos tipo de aviones". Calle también vinculó este ejercicio con la contraofensiva ucraniana, que muchos especialistas consideran que ya está en marca: "Una demostración de fuerza en días en los que se habla de contraofensiva ucraniana puede ser un signo de una escalada grande de la ofensiva ucraniana". Por último, Calle destacó un aspecto central del ejercicio. La operación Air Defender 23 está teniendo lugar en la base aérea más grande e importante que tiene Estados Unidos en Europa, como es Ramstain".

El ejercicio, en números

El ejercicio contará con la participación de 10.000 soldados provenientes de 25 países. Estados Unidos enviará 100 aviones a Alemania, entre los que se destaca el bombardero furtivo F-35, el caza más moderno de la alianza.

Los ejercicios durarán 10 días. El total de aviones involucrados es 250, entre cazas, aviones de transporte y de reabastecimiento. Éstos realizarán 2.000 vuelos militares, que incluyen prácticas tales como la lucha contra drones y misiles de crucero, la protección de ciudades, aeropuertos y puertos marítimos, así como el apoyo directo a tropas terrestres. También se planifica la simulación de la defensa en caso de ataque a puertos y a infraestructuras críticas en el mar Báltico. También se realizarán un entrenamiento para abastecer a diferentes cazas en lugares donde estos modelos no tienen otra base.

6 (9).png

Alemania participa con 64 reactores y aeronaves, entre ellos 30 Eurofighters, 16 Tornados, cinco aviones de transporte A400M y tres A330 AAR para reabastecimiento, así como dos LJ35, dos A-4 y cuatro helicópteros ligeros de apoyo (LUH 145). España y el Reino Unido aportan Eurofighter. Grecia y Turquía con F-16. Hungría Grippen y Finlandia, flamante incorporación de la organización, envía a sus F-18. De los demás países proceden diversos cazas, incluido el sucesor del Tornado F-35, el warthog A-10, así como los cazas F-16 y F-15 entrarán en acción. También se utilizarán en el ejercicio aviones de transporte como el C-130J Hercules o la amenaza de reconocimiento y ataque MQ-9 Reaper.

Alemania acoge el mayor ejercicio aéreo en la historia de la OTAN

Fuente: Deutsche Welle (DW)

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar