SUSCRIBITE por $49
miércoles 23 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Cumbre con conflictos internos

Mercosur: ¿Un bloque con más grietas que integración?

La primera cumbre presencial post pandemia de Mercosur mostró bastantes desacuerdos. Alerta por la iniciativa de Uruguay de avanzar en acuerdos con China.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
22 de julio de 2022 - 19:18 Por Uriel Salamon

La primera cumbre de Mercosur tras la pandemia viene complicada. Existen entre sus miembros diversos puntos de disenso que muestra un bloque regional con muchas grietas. A la ya anunciada ausencia del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el socio más importante a nivel económico de Mercosur, se sumaron las disputas y debates por la intención de Uruguay de avanzar con un tratado de libre comercio con China, teniendo el consenso o no de sus socios regionales.

El tema no es nuevo, ya en Marzo de 2021, Uruguay que impulsaba esa flexibilización ya que alegaban que dado que las economías de Argentina y Brasil sufren un constante estancamiento y como dato de la realidad explicaban que en 2010, Brasil adquiría el 24 por ciento de las exportaciones uruguayas y China apenas rozaba el 5 por ciento, en 2020, en plena pandemia como promedio, el gigante asiático compraba el 28 por ciento de las exportaciones de Uruguay y Brasil apenas el 14 por ciento.

En ese momento, el Presidente de Argentina, Alberto Fernández, tuvo palabras muy duras para con su par uruguayo. Luis Lacalle Pou había afirmado entonces que : " Obviamente que el Mercosur pesa, obviamente que su producción pesa en el concierto internacional, lo que no debe y no puede ser es que sea un lastre. No estamos dispuestos a que sea un corset del que nuestro país no pueda moverse”, Alberto Fernández no lo dejó pasar: “Si nos hemos convertido en una carga, lo lamento. No queríamos ser una carga para nadie. Una carga es algo que hace que a uno lo tiren de un barco y lo más fácil es bajarse del barco si la carga pesa mucho”. " Obviamente que el Mercosur pesa, obviamente que su producción pesa en el concierto internacional, lo que no debe y no puede ser es que sea un lastre. No estamos dispuestos a que sea un corset del que nuestro país no pueda moverse”, Alberto Fernández no lo dejó pasar: “Si nos hemos convertido en una carga, lo lamento. No queríamos ser una carga para nadie. Una carga es algo que hace que a uno lo tiren de un barco y lo más fácil es bajarse del barco si la carga pesa mucho”.

El problema de base radica en que el Mercosur tiene como norma que las negociaciones con terceros países o grupos de países se hagan en bloque y no de manera individual, a menos que exista el consentimiento de todos los miembros.

En la cumbre realizada estos días en Asunción del Paraguay, los chispazos volvieron a saltar nuevamente por el interés de Uruguay de lograr un tratado de libre comercio con China que potencie su economía a la que Lacalle Pou ve atrapada entre sus socios comerciales. Primero fue el turno de los cancilleres: El miércoles 20, el de Uruguay, Francisco Bustillo dijo que la voluntad de su gobierno era la de negociar un TLC con China junto a sus socios fundantes del Mercosur (Argentina, Brasil y Paraguay, ya que Venezuela está suspendida) pero que si no hay consenso -como lo obliga una normativa regional- seguirán adelante igual.

A lo que su par argentino Santiago Cafiero respondió que " Estamos dispuestos a dar esta discusión con todos ustedes. Las soluciones deben ser creativas, adaptadas a la etapa en la que vivimos y tomando en cuenta nuestras diferentes opiniones y estructuras. Algunos usan el término 'modernizar'. Para la Argentina 'modernizar no implica disgregar al bloque y la toma de decisiones unilaterales, sino asumir la responsabilidad de transformar y profundizar el proceso de integración",

MERCOSUR.jpg
Reunión de Mercosur

Reunión de Mercosur

El jueves 21 fue el turno de los presidentes y la " grieta" por la posición de Uruguay y su intención de vínculo comercial con China, continuó. El mandatario uruguayo expresó que "Uruguay no se va a amputar (la posibilidad de avanzar con China) porque esto es un sentir nacional, avanzar en ese sentido, y si es con los socios, mejor. Pero si no, Uruguay, va a avanzar". "Uruguay no se va a amputar (la posibilidad de avanzar con China) porque esto es un sentir nacional, avanzar en ese sentido, y si es con los socios, mejor. Pero si no, Uruguay, va a avanzar".

El presidente argentino, con quien ya había tenido contrapuntos en otras oportunidades le contestó que : "No me niego en nada a analizar lo que mi amigo [Luis] Lacalle Pou llama flexibilización, solo quiero que sigamos transitando juntos. Que no nos ilusione la idea de separarnos y buscar soluciones individuales, con un proyecto propio que me alcance a mi. Todo eso es de corto aliento." "No me niego en nada a analizar lo que mi amigo [Luis] Lacalle Pou llama flexibilización, solo quiero que sigamos transitando juntos. Que no nos ilusione la idea de separarnos y buscar soluciones individuales, con un proyecto propio que me alcance a mi. Todo eso es de corto aliento."

presidentes.webp

A pesar de la foto institucional, lo cierto es que Uruguay no terminó firmando la declaración final, no hubo consenso respecto de la participación del presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro directamente no participó. ¿De de bloque de integración regional hablamos?

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar