SUSCRIBITE por $49
domingo 19 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Drama en Afganistán

"El Talibán puede violar o asesinar a las mujeres"

Incumpliendo sus promesas, el Talibán somete cada vez más a las mujeres ante la pasividad de la comunidad internacional

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 de febrero de 2023 - 16:28 Por Damian Szvalb

En julio de 2022 en El Archivo poníamos una luz de alerta sobre los derechos humanos en Afganistán. En aquella nota, el foco principal estaba en los derechos de las mujeres, quienes durante el gobierno derrocado por el Talibán habían gozado de condiciones de vida inauditas para ellas en el país. La pregunta que nos hacíamos era si el Talibán había respetado su promesa de mantener los derechos adquiridos de las mujeres. La respuesta era obvia, entonces y ahora. Pero, con el correr de los meses, cada vez es más evidente que todo, lamentablemente, volvió a la normalidad: las mujeres en Afganistán siguen siendo personas de segunda clase.

Para analizar la actualidad, conversamos con Virginia Marturet, abogada e investigadora argentina y feminista, que trabaja para varias organizaciones a nivel mundial en el marco de los derechos humanos Junto a colegas de muchos otros países colaboran con mujeres afganas que intentan escapar del sometimiento en su país. Virginia nos cuenta que, a juzgar por los casos de las mujeres con las que colabora, la situación podría ser aún pero que en la etapa previa de los talibanes (1996-2001).

¿Cómo es la vida de una mujer afgana bajo el régimen talibán?

Hoy, las mujeres no asisten a las escuelas ni a las universidades, siguen siendo privadas de derechos y son azotadas. No pueden viajar más de 72 kilómetros o ir al médico sin un guardián masculino. Tampoco hacer deportes o ir al parque o al gimnasio. Mucho menos aparecer en programas de televisión o trabajar en OSC. Las promesas del Talibán de que no habría retrocesos, por supuesto, no fueron cumplidas.

https://twitter.com/pburbanov/status/1615657326597312512

¿Cómo es la actitud del varón afgano, ciudadano común, respecto de esta situación?

Por mi experiencia, he notado que los hombres pueden vivir su vida de manera más amplia en derechos. Sin embargo, los grupos a los que perteneces, donde se mezcla lo militar y lo religioso, termina impactando en sus posibilidades de ascenso social, por decirlo a modo occidental. Ellos pueden estudiar, pueden tener familia y hasta cierto punto elegir con quien casarse.

Hay una situación particular que llamó mucho mi atención. Por las privaciones y faltas de derechos a las mujeres, a mi me hizo mucho ruido en su momento el enterarme que muchos hombres homosexuales se operan para convertirse en mujeres, y de esta manera, poder casarse con un hombre poderoso o que les acepte (muchos se prostituyen como modo de conseguir pareja). Acá abrí un debate en las universidades donde participo y quedó sembrada la duda. Mi planteo fue hasta qué punto han “evolucionado en los derechos a las mujeres y los hombres”, si una persona gay o transexual no puede exponerse abiertamente. Sigue siendo un modo binario de ver la realidad, y a pesar de esto, hombres con mas derechos eligen operarse para usar de algunos “beneficios” que podría llegar a recibir una mujer por ser tal. Suponiendo que prostituirse para tener relaciones con varios hombres fuera un privilegio o beneficio, algo que no avalo, desde ya.

Las últimas noticias marcan que la más reciente restricción hacia las mujeres es la prohibición para estar en gimnasios y parques públicos. El Ministerio para la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio es el organismo creado por el Talibán para vigilar el cumplimiento de este tipo de normas. ¿Qué le pasa a una mujer que infringe estas normas?

El Talibán puede violar o asesinar a las mujeres. También detenerlas, dejarlas presas o ver si pueden ubicarla con algún hombre con más esposas para mantener, y hasta casarla.

https://twitter.com/Marodriguez1971/status/1618186540748001280

Afganistán quedó como relegado en la agenda internacional, sobre todo después del comienzo de la invasión de Putin a Ucrania. ¿Cómo evaluás el rol de la comunidad internacional para atender la problemática de derechos humanos que vive hoy Afganistán?

Efectivamente quedó relegado ante la situación en Ucrania e Irán. Sin embargo, grupos de profesionales de todo el mundo siguen trabajando para liberar mujeres por medio de España y Portugal. En otros países, como Alemania, la colaboración ha sido más compleja.

Profundicemos sobre estos grupos, de los cuales vos formas parte desde Argentina. Ustedes vienen desarrollando un trabajo de apoyo a mujeres que escapan del drama de vivir en Afganistán. ¿En qué consiste el trabajo que hacen ustedes desde distintas latitudes para colaborar con las mujeres afganas? ¿Cuántas personas son, de qué países, de qué profesiones?

Trabajé con personas de Francia (1), Estados Unidos (3), Alemania (1), España (6) y Argentina (3). Nuestro trabajo consistió en conectar posibilidades para liberar a la mayor cantidad de mujeres de la opresión que empezaron a sufrir cuando Estados Unidos anunció públicamente que se retiraría del territorio. Implicaron corridas con distintos husos horarios, mucho estrés, porque las vidas de las mujeres y jóvenes estaban en juego en cada minuto. Sin embargo y a pesar de que todo este grupo de personas nos conocimos a pesar de esa desgracia, se salvaron más de 45 vidas. Tenemos nuevas redes de contacto internacional y algunas de ellas han reinventado sus vidas con nuevas oportunidades en el mundo occidental. Muchas otras siguen luchando para liberar a mas familias y visibilizar sus historias y desmentir al régimen taliban que usa la propaganda para hacer creer a occidente que están respetando los derechos humanos de las personas que habitan sus suelos.

¿Cuáles son las historias que más las conmovieron?

El caso más emblemático fue el de Aisha. Me contactaron por Twitter, preguntando si podía hacer algo para ayudar a mujeres a salir de Afganistán. Allí, desde el sillón de mi casa empecé a contactar a colegas, por twitter, mail y LinkedIn, en Estados Unidos, Francia, España y Portugal.

Hoy Aisha es libre, pero en el proceso hasta lograr su salida del país, pasó de todo. Atentados, por ejemplo, de los que pudimos avisarle. También hubo salidas frustradas. Una vez teníamos todo armado para que ella pudiera salir del país en cuatro horas, pero ella no pudo hacerlo porque su familia no podía dividirse. El hermano vivía en otro país y ella con su mamá y papá. El padre no la dejó ir cuando pudimos liberarla en la primera oportunidad, llorando le pidió que se quedara y que buscara llevarse a toda la familia, poniendo en peligro la vida de su propia hija. La madre no emitió opinión, en una clara manifestación de cómo funcionan las relaciones familiares en Afganistán. Finalmente, todo se combinó y logramos que Aisha saliera de Afganistán. Fue increíble, muy reconfortante. Todo el esfuerzo valió la pena.

El desgarrador testimonio de mujeres afganas un año después de la llegada de los talibanes

¿Qué es lo que más destacás de este proceso?

La cultura tan distinta creo que fue lo que más me ha impactado, motivo por el que hoy me dedico a este tipo de ayuda humanitaria desde Argentina para todo el continente americano, en función del contexto y los intereses que se afectan respecto a la violación de derechos humanos, política y economía.

Por otro lado, cómo la buena voluntad nos permitió salvar diferencias horarias, de idiomas y de culturas, para lograr un objetivo común, que era ni más ni menos que ayudar a personas totalmente desconocidas a escapar del drama al que viven sometidas.

Si tuvieras que elegir un logro del trabajo que hacen, ¿cuál sería?

Haber podido conectarnos a través de las redes, todo fue desde el sillón de mi casa. El siglo XXI nos trae la comunicación global y una perspectiva en derechos humanos que puede hacer que, sí nos interiorizamos y logramos superar las fake news, la vida de un ser en el otro extremo del globo puede ser salvada o hacer que su historia deje de repetirse y, si fallece, que no haya sido en vano.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar