SUSCRIBITE por $49
jueves 11 de julio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Charlas con Hiwar Center

Gaza: Desafíos humanitarios en plena guerra

Luciana Minassian, columnista de El Archivo, nos cuenta sobre una cuestión clave de la guerra en Gaza: la asistencia humanitaria.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
3 de julio de 2024 - 10:00 Por Luciana Minassian

Las guerras se ven atravesadas por todo tipo de desafíos, dificultades, conspiraciones y sobre todo, mucho dolor. En este texto les acerco un contexto pormenorizado del abordaje en materia de asistencia humanitaria en Gaza. Tres distintas ONGs nos brindan una hoja de situación.

Nos detallan todos los obstáculos a sortear a la hora de hacer llegar suministros sanitarios y alimentos, las barreras burocráticas y materiales a las que se ven expuestos en su trabajo diario, y últimamente el peligro de los saqueos que impide que la ayuda llegue a los más vulnerables en forma gratuita, que es el objetivo primordial de la asistencia cuando hay una guerra de por medio.

En Julio del año 2023, participé de un seminario intensivo de 12 días en el Moshe Dayan Center de la Universidad de Tel Aviv, donde 18 profesores de distintos lugares del mundo tuvimos la posibilidad de discutir a diario distintos aspectos de Medio Oriente, siempre acompañados por un profesor palestino y un profesor israelí en cada una de las clases o sesiones. Íbamos recorriendo Israel, de Tel Aviv hacia el sur y luego hacia el norte, durmiendo en localidades que hoy serían imposibles de visitar, como los kibbutz Nir Am y Nahal Oz, donde tuvimos clases y nos alojamos, y que fueran tan severamente atacados el 7 de Octubre del año pasado. Tampoco podríamos ir a visitar los túneles de Hezbollah al norte de Israel, como efectivamente fuéramos 11 meses atrás.

m1.jpg

Ahora la situación es dramática en el aspecto humanitario, y en torno a ese tema volvimos a reunirnos algunos de los profesores con nuestros pares israelíes y palestinos para contar con una noción más precisa de cuál es la presente realidad en lo que a la asistencia humanitaria se trabaja desde Israel. Así es que pudimos contar con los testimonios de:

Sarah Awaidah

3 (4).png

Se desempeña como Directora de Operaciones de MENA2050 (Mena son las siglas correspondientes a Middle East y North Africa) y es miembro del Comité Ejecutivo, impulsando la excelencia operativa y promoviendo la cooperación regional. Como cofundadora de MENA Aid, lideró una coalición de 21 organizaciones, proporcionando asistencia crucial durante el terremoto en Turquía y el norte de Siria y extendiendo el apoyo al terremoto en Marruecos y a las inundaciones en Libia. Al mismo tiempo, gestiona el proyecto conjunto Hiwar con la Fundación Konrad Adenauer y la Universidad de Tel Aviv, facilitando discusiones críticas. Su experiencia incluye la transformación de conflictos y el estudio del impacto de la Segunda Guerra Mundial en la Universidad Friedrich-Schiller en Jena, Alemania. Comprometida con la eliminación de barreras, Sarah fundó una escuela de idiomas que ofrece cursos de hebreo, inglés y árabe.

MENA2050 es una organización de la sociedad civil de la región MENA (Medio Oriente y África del Norte) que busca resolver los problemas de la región y formular e implementar proyectos de desarrollo que permitan a los ciudadanos de MENA vivir vidas mejores y más dignas. Abarca miembros de casi todos los países de MENA, incluidos los estados árabes y no árabes. La característica clave de MENA2050 es su estatus autóctono y panregional, lo que la distingue de los esfuerzos externos de la sociedad civil o de aquellos que son de la región pero tienen una membresía limitada. Se estableció en 2021 y no recibe financiación gubernamental.

En febrero de 2024, MENA2050, como organización autóctona de la sociedad civil del Medio Oriente, lanzó una nueva iniciativa conocida como el Proyecto de Visión Post-Gaza. Aunque la causa inmediata fue un esfuerzo por hacer una contribución constructiva a la guerra de Gaza que comenzó en octubre de 2023, la iniciativa también es coherente con el compromiso más amplio de MENA2050 de forjar un futuro positivo para toda la región. El Proyecto de Visión Regional de MENA2050 para el Día después de la Guerra de Gaza dará lugar a una serie de notas de investigación dirigidas a los residentes y a los responsables políticos de la región.

Yotam Polizer

4 (2).png

Es el Ceo global de IsraAID. En los últimos tres años, bajo el liderazgo de Yotam, IsraAID redefinió su misión y teoría del cambio para garantizar la sostenibilidad y el impacto duradero. La teoría del cambio (TOC) se basa en el enfoque de las 3 R's: Alivio (Relief), Recuperación (Recovery) y Resiliencia (Resilience).

IsraAID ve las crisis y los desastres no sólo como oportunidades para proporcionar alivio inicial y salvar vidas, sino también como oportunidades para proporcionar recuperación a largo plazo y fortalecimiento de capacidades, lo que eventualmente lleva a comunidades resilientes equipadas con las herramientas y el conocimiento necesarios para apoyarse a sí mismas no solo en el desastre actual, sino también en el futuro.

Algunos ejemplos del impacto global de IsraAID incluyen:

  • Apoyo a refugiados y desplazados ucranianos: Se brindó apoyo a más de 120,000 refugiados y personas desplazadas internas de Ucrania a través de la distribución de suministros médicos y alimentos, artículos para el invierno y el establecimiento de espacios seguros para madres y niños. IsraAID se asoció con la oficina de la primera dama para proporcionar capacitación y fortalecimiento de capacidades a psicólogos ucranianos en el campo de la salud mental y la prevención de traumas.
  • Alivio en Afganistán: Se proporcionó alivio en Afganistán, asociándose con un grupo de activistas para facilitar la evacuación de más de 200 activistas de derechos humanos y líderes femeninas. Esta evacuación fue seguida por un proyecto para proporcionar educación y salud mental a los refugiados afganos en Albania y, eventualmente, con su exitoso reasentamiento en Canadá.
  • Respuesta al huracán María en Dominica en 2017: Se proporcionó vivienda y alivio a 300 familias en la isla. Hoy en día, IsraAID es la única ONG internacional que ayuda al gobierno dominicano a convertirse en el primer "país resiliente al clima", centrado en apoyar a las 74 escuelas de la isla para prepararse mejor para futuros desastres y proporcionar programas innovadores de medios de vida en asociación con la empresa tecnológica israelí FIVERR.

Arlan Fuller

5 (1).png

Es el Director de Preparación y Respuesta ante Emergencias en Project HOPE y tiene más de 20 años de experiencia en desarrollo internacional, acción humanitaria y derechos humanos. Se encarga de la gestión general de los esfuerzos de respuesta ante desastres naturales y otras emergencias. En sus roles actuales y anteriores, ha trabajado con personas y comunidades afectadas por desastres o conflictos en Haití, Líbano, Kosovo, Sudán, Somalia, Uganda, Bangladesh, Nepal, Indonesia y Tailandia.

La cuestión sanitaria en Gaza

Comenzamos la reunión virtual y lo primero que se mencionó por parte de Arlan Fuller, de Project HOPE es que en Gaza hay una falta extrema de insumos sanitarios, que hace que ni siquiera se cumplan los estándares normales operativos. Para dar un ejemplo, hace pocos días se estaba tratando un paciente de 13 años de una lesión vascular, y para poder hacer la intervención quirúrgica se necesitaban elementos que no existían en un determinado hospital, por lo cual se debió ir a otro establecimiento sanitario a buscar esos insumos y salvar la vida de este niño. Faltan insumos tan básicos como guantes para cirugías. En cuanto a medicinas, la gente no está muriendo solamente de causas que podían haberse previsto sino también en base a precondiciones médicas, enfermedades crónicas, que tras estos nueve meses de guerra claramente han agudizado sin el tratamiento adecuado. La falta de suministros médicos para todas estas enfermedades y condiciones previas han sido altamente preocupantes. Existen todo tipo de desafíos para ONGs como Hope, pero intentar ingresar a la región suministros sanitarios es imperante.

En cuanto al tema de la comida y la falta de ingesta de comida en el norte de Gaza que se ha denunciado, Fuller se refiere mayormente a lo que el equipo que ha trabajado en la región sur ha visto, donde se ha notado un patrón de malnutrición sistemática. Los equipos quirúrgicos de Hope en el norte de Gaza han referido que los pacientes son solamente piel y huesos, signos de malnutrición severa, y que está directamente relacionado con la falta de acceso a alimentos. Muchos pacientes gazatíes han referido que no han consumido ni carne ni proteínas por varios meses, lo que profundiza el problema al momento de recuperación de heridas, infecciones y lesiones. Es claro que el acceso a alimentos nutritivos está muy restringido. En los medios se ven reportes de envíos de vegetales y otros alimentos, pero no es claro si el acceso es difícil por la falta de dinero de los habitantes o si es por otras razones.

Otro objeto de preocupación que subraya Fuller, es en base a varios temas, en cómo asegurar un espacio seguro para los operadores de salud y los trabajadores de asistencia humanitaria, de lugares de almacenaje, y de la falta de corredores seguros entre el checkpoint Kerem Shalom y Rafah, y todas las posibilidades que haya saqueos de los suministros sanitarios y de los alimentos.

image.png

Sobre todo siente muy comprometida la integridad física de su propio staff, en el sentido que en otros conflictos hay una línea de fuego y luego hay zonas donde los trabajadores de asistencia humanitaria pueden estar, pero en el caso de Gaza, el área completa constituye una primera línea de fuego. Rafah era una zona segura donde había desplazados internos, pero ahora siendo la misma Rafah objeto de ataques la población debió evacuarse hacia otras zonas como Khan Yunis o Deir al Balah. Una de las clínicas que Hope había establecido en Rafah fue suspendida y relocalizada a Khan Yunis para asegurar tanto la integridad física de sus miembros, pero además para estar presentes en los lugares adonde la población local se había desplazado. La pregunta es: ¿qué sigue después de la ofensiva a Rafah? Pues esta situación ha complicado enormemente el ingreso de suministros, y además se debe replantear el tratamiento que sea necesario para las 800.000 que escaparon de allí.

En Deir al Balah aún no hubo operativos de las IDF, las fuerzas de Israel, y es el lugar adonde la población de Rafah se ha desplazado, pero tanto para el personal de salud como para la población local sería un gran desafío volver a moverse a otra zona. Este ha sido el aspecto mas complicado del operativo de Hope, y si hubiera un alto al fuego, y se devolvieran los rehenes civiles la situación sería mucho más beneficiosa, incluso para un mejor desempeño de la asistencia humanitaria.

¿Crimen de guerra y genocidio?

En cuanto a cómo ve Arlan los reportes de Naciones Unidas y demás instituciones que indican que Israel está sosteniendo la hambruna en Gaza, y las acusaciones de crímenes de guerra y genocidio: en términos de acceso y provisión en Gaza, es un tema que se ha estado padeciendo desde el 7 de octubre. Al principio tenían un grupo de operaciones trabajando desde Egipto, y había dificultades y demoras en base a la gestión del gobierno egipcio, la participación de la Cruz Roja local del lugar, y de sus protocolos burocráticos egipcios que constantemente cambiaban, y para dar un ejemplo, explicó como escaneaban y revisaban en forma ineficiente en los cruces fronterizos. Aproximadamente un 20 por ciento de lo que se está necesitando en Gaza en términos de alimentos y suministro sanitario es lo que está realmente ingresando tanto al principio como ahora, 9 meses después. En este momento, luego de la ofensiva a Rafah, y con su cruce fronterizo cerrado, Egipto ha dejado de ser la avenida por el cual se hace el cruce de provisiones. Ahora se están enviando los suministros desde el corredor de Jordania, y lleva mínimamente dos semanas de trámites para ingresar los envíos en Amman y luego de ese punto, lleva 3 o 5 días adicionales, lo que hace un total de aproximadamente 3 semanas. Luego de ello, y una vez que atraviesa el cruce de Kerem Shalom comienzan las preocupaciones dado que no sabe lo que sucede a partir de ese momento hasta que llega a los distintos lugares de Gaza.

image.png

La resolución 2720 de Naciones Unidas apunta a que se trabaje en forma más expeditiva y que esto aplique al corredor jordano, a fin de intentar minimizar los tiempos detallados. Las preocupaciones sobre lo que llega, y qué puede llegar a ser utilizado por Hamás, es inquietante, pero el objetivo es que la población civil de Gaza efectivamente reciba. Es una discusión constante, y luego de 9 meses, no se ha modificado mucho en términos del alcance de lo que se ha logrado hacer, se trata de identificar quiénes son los actores en Gaza, Hamás, otros asociados y otro tipo de actores que se encuentren en el lugar. Existen reportes, y lo que se trata de explicar es que la protección de los envíos de insumos redunda directamente en beneficio de la población civil palestina, y en ese sentido ellos pueden recibirla en forma gratuita a través de las organizaciones humanitarias, o bien, si suceden saqueos, deberán comprarla en el mercado local a precios viles, lo que constituye un horror, pues el propósito es que se distribuya la asistencia sin ningún costo. Distinto es ver población civil desesperada intentando conseguir algo de los transportes, pero el saqueo para fines comerciales es a todas luces absolutamente reprochable y es aceptado por la policía local palestina, que tiene temor de ser foco de represalias.

Yotan Polizer de Israid, continuó. Es importante tener en cuenta que Israid no tenía mandato para trabajar en la Israel y la región de Gaza, y que esto cambió a partir de Octubre 7 de 2023, lo cual habilita a la institución a trabajar en territorio “enemigo”. Los fundadores de Israid tenían como objetivo no trabajar en Israel. Uno de los proyectos que inmediatamente surgieron luego del 7 de Octubre, en los que esta ONG comenzó a trabajar, fue construir refugios en el sur de Israel para la comunidad de beduinos que viven en la zona del Negev, dado que una niña de dicho comunidad murió a causa de los bombardeos en esa época. Israid se fundó en el año 2001, y estaba destinada a aportar tecnología y conocimientos para los desastres y atrocidades del mundo. Desde Israid no se quiso trabajar nunca en Israel o en los territorios Palestinos, a fin de evitar la política y concentrarse en el motivo humanitario. Luego del ataque de Hamás del 7 de Octubre, apenas 24 horas después, lanzaron un operativo en territorio israelí para contener y ayudar a los cientos de personas que perdieron sus hogares, su familia, y les dieron apoyo emocional, educativo, que aún persiste.

En cuanto llegaron a Gaza, en términos de necesidad y de la urgencia de la situación, como organización humanitaria, y que cuenta en sus filas con integrantes de origen palestino, que trabajan en regiones donde no existe representación diplomática ni relaciones diplomáticas con Israel, con refugiados sirios, yazidis, de Afganistán, etc.. Por razones de seguridad no podían enviar su equipo a Gaza, pero les fue requerido participar. El desafío mayor es la dificultad de otras ONGs que los convocó, dado que el problema máximo que padecen es poder ingresar y hacer llegar tanto los insumos sanitarios como la comida a Gaza. Hay dos grandes y terribles elementos que padecieron como colegas de otros prestadores de ayuda humanitaria. Uno fue la matanza de varios miembros de World Central Kitchen, una institución de caridad que en Abril perdió varios de sus trabajadores en Gaza, y sus actividades fueron suspendidas por aproximadamente 20 días durante ese mes. Esto hizo cambiar un tanto las reglas acerca de las políticas de Israel en cuanto al envío de ayuda humanitaria, y se abrieron muchas oportunidades de enviar auxilio directamente desde el país. Al principio la única ayuda que llegaba era desde Rafah, y luego el gobierno de Israel decidió abrir el cruce de Kerem Shalom, y luego abrieron dos cruces en el norte, Erez y ( lo que ellos llaman Erez West) y abrieron tambien un pasaje en el puerto de Ashdod y se autorizó tanto en Israel como en West Bank la procura de insumos.

image.png

Luego de que comenzara la operación en Rafah, el gobierno de Egipto cerró esa vía. Eso significó que todo el caudal de asistencia humanitaría debiera pasar por Israel, incluso si viniera de Jordania. El muelle desde Chipre no fue un gran éxito para operaciones hasta el momento, y por ese motivo fue aún mas imperativo que siga llegando ayuda de Israel, y a través de la coordinación con algunas unidades de las fuerzas israelíes que conforman el IDF. El problema de los saqueos de la ayuda humanitaria es gravísimo últimamente, pero el cambio de las políticas que permiten ingresar más insumos a Gaza podrían ser la solución a fin de evitar esos desmanes y que la ayuda efectivamente llegue a los más vulnerables.

Margen para la cooperación

En el caso de Israid, desde la perspectiva israelí, hay grupos de trabajo organizados desde la población civil, y por otro lado, se trabaja con las autoridades israelís, y con la red de organizaciones humanitarias israelíes. Yotam dice que se experimenta una falta de confianzay la falta de comunicación efectiva entre todos los interlocutores. Tratar de entender por un lado cómo van a operar las organizaciones humanitarias, y por otro cuál va a ser la respuesta del gobierno es un desafío, tanto en materia de cuestiones de seguridad como en el problema del ingreso efectivo de la ayuda. En las mesas redondas, en las reuniones bilaterales, en las reuniones con el ministerio de defensa, se pueden solucionar muchos temas, no es necesario convencerlos de que es obligación de Israel proveer ayuda humanitaria y de que deba ser una política oficial mandar más ayuda. Israel como país debe ser el garante de esa ayuda, y en ese sentido se ha mejorado mucho y han habido cambios y mejoras en las políticas al respecto. Se han resuelto muchos de los inconvenientes burocráticos, aunque aun se perciben. Aún así la logística ha tenido mejoras, tanto en materia de transporte, aduanas y reparto, temas financieros y normativas relativas al registro de las operaciones. Se ha conseguido organizar una base logística en Israel que sigue en desarrollo. Algunos de estos problemas existían antes del 7 de Octubre, y otros se suscitaron luego de esa fecha. Nuestro rol no está superpuesto con el de Naciones Unidas, que debe liderar la coordinación, ese es su mandato oficial, y las organizaciones humanitarias no pueden ni deber reemplazarlos en ese rol. Lo último que destaca Yotam es el trabajo conjunto con Mena2050 bajo la dirección de Sarah Awaida, dado que no es un objetivo a corto plazo sino que se busca delinear políticas para el día después, y cómo va a llevarse adelante el marco colaborativo en la recuperación cuando las acciones bélicas terminal, dado que estima que llevará al menos una década.

Luego, Sarah Awaida, como CEO de MENA2050, que es una de las redes globales mas importantes en la región, inició su exposición. Sarah es palestina, es de Ramallah, trabaja en emprendimientos sociales para la promoción de la paz y entendimiento entre israelitas y palestinos, Sarah estuvo en varios proyectos, pero este es claramente muy especial. Para Sarah, esto es personal, y el propósito que lleva adelante es la colaboración plena de todos los grupos de emergencia. La pregunta para Sarah, fue, como palestina, ¿cómo ve los desarrollos de los sucesos en Gaza y cómo puede vincular el proyecto de Mena2050 a la situación ? Su respuesta fue concreta: “claramente como palestina, que está profundamente dedicada a la cooperación y desarrollo del entendimiento entre palestinos e israelíes, el trabajo siempre ha sido profesional, pero sobre todo personal. Este desafío de colaboración ha sido incesante aún antes de los trágicos eventos del 7 de Octubre. La necesidad del trabajo en red ante la visible y actual crisis en la región, subraya la necesidad de el engranaje suficiente. Esto se ha visto en los terremotos de Turquía y de Marruecos. En la crisis de Gaza, hemos organizado lazos de coordinación con la contraparte de Israel a fin de coordinar esfuerzos a la hora de proveer la asistencia y el apoyo a Gaza”.

image.png

Por supuesto Sarah resalta que en el caso personal, su tarea la realiza con el corazón destrozado, dado que la situación de sus amigos y del personal que asiste en Gaza está absolutamente comprometida, hay días en los cuales no tiene la fuerza para continuar y se presiona a sí misma para seguir, sabiendo que efectivamente cuenta con el respaldo de colegas como Arlan (HOPE) y de Yotam (ISRAID). La colaboración de las organizaciones internacionales Israelíes con su ONG palestina y otras tantas es un indicativo de que es posible accionar conjuntamente en materia de labor humanitaria. El objetivo a la hora de hablar de colaboración no solamente se refiere a la asistencia en forma inmediata, sino que también obedece a la necesidad de construir lazos que perduren en el tiempo. Mas aún, es importante para Sarah poder demostrar que las necesidades humanitarias trasciendan las barreras políticas . Desde el principio de esta reciente guerra se han unificado las organizaciones humanitarias palestinas para facilitar el trabajo dentro de Gaza, y esta extensa red trabaja para asegurar que la asistencia efectivamente llegue a los más vulnerables, a pesar de los desafíos permanentes. MENA2050 en esta iniciativa está dejando un legado, al realzar la colaboración en materia de asistencia humanitaria a través de las fronteras que atraviesan la región y el empoderamiento del esfuerzo humanitario conjunto. A través de estos esfuerzos, no solamente proveen a lo que son las necesidades inmediatas, pero también a afianzar un régimen sostenido de accionar conjunto, y que en el trabajo prevalezca la resiliencia para atravesar tantas dificultades y la unión. Desea que los desafíos políticos no sean una obstrucción a la hora de sostener un objetivo en común. Al compartir valores humanitarios se puede alcanzar una cambio permanente, y eso se ve reflejado en la práctica, lo que ella ejemplifica al indicar que Yotam Polizer de Israid brinda toda la ayuda necesaria para coordinar con el gobierno israelí. Esto evidencia que el trabajo mancomunado superará las barreras que aún en este momento son tan visibles.

Sarah subraya cómo surgen nuevas oportunidades, tales como el desafío de generar confianza en la colaboración entre las organizaciones palestinas y sus comunidades, quienes temen a ello. Esta es la primera vez que Sarah percibe mayor confianza y valentía desde los palestinos. Y bajo el paraguas de MENA2050 se ha conseguido generar esa confianza, dado que también según la percepción de Sarah, y de algunos colegas, se están padeciendo y compartiendo los efectos de esta guerra conjuntamente (se refiere a los colegas israelíes). Sabemos que la propaganda de los medios palestinos dirá otra cosa, y que un grupo atacará la labor de otros, pero conocer a los integrantes de las otras organizaciones, como por ejemplo la organización de Yotam (ISRAID), y trabajar en conjunto, arroja resultados tanto en lo que es la asistencia inmediata como lo que representa la prevención y organización para “el día después”. No se debe olvidar que desde West Bank (Cisjordania) se trabaja la coordinación con las autoridades palestinas, y que esto arroja una capa más de complicaciones, dado que trabajar con el sistema es difícil.

-----------------------------------------------------------------------------

Por Luciana Minassian. Abogada argentina, especializada en derecho internacional humanitario y estudios de genocidio. Se desempeña como profesora auxiliar de Derecho Internacional en la Universidad de Buenos Aires, específicamente bajo la cátedra de Emiliano Buis. Participa en el dictado de cursos de Posgrado en materia de Genocidio en la Universidad Nacional del Tucumán. El trabajo de Minassian se centra en gran medida en los aspectos legales de la Guerra de Artsaj de 2020, particularmente en relación con crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Está activamente involucrada en apoyar a las familias de los prisioneros de guerra armenios y soldados caídos, colaborando a través de las asociaciones de abogados armenios con varios organismos internacionales como la ONU y el Consejo de Europa en la presentación de reportes ante dichos organismos.

Minassian también es miembro de varias organizaciones, incluyendo la Asociación de Abogadas Armenias, la Asociación Mundial de Abogados Armenios, y el Armenian Bar Association de Usa. Sus esfuerzos se extienden más allá del contexto armenio, ya que también ha trabajado en cuestiones relacionadas con Israel y Palestina, y la invasión de Ucrania.

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar