SUSCRIBITE por $49
jueves 11 de abril de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Maltrato animal

China y su polémico festival

En la China de Xi Jinping todos los años se realiza el festival que expone a las claras el maltrato a los millones de perros que habitan en el país

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
13 de marzo de 2023 - 11:57

El Festival de Lichi y Carne de Perro de Yulin, comúnmente conocido como el "Festival de Yulin", es un evento que se celebra anualmente en la ciudad de Yulin, en la provincia de Guangxi en el suroeste de China. El festival se lleva a cabo el día del solsticio de verano lunar cada año, entre el 20 y el 22 de junio. La primera edición de este controvertido evento tuvo lugar en el año 2009. Inicialmente, la iniciativa fue promovida por los comerciantes de carne de perro y restaurantes que la sirven, junto con el gobierno local de Yulin. No hay muchas precisiones sobre la duración del evento. Algunos reportes afirman que se extiende durante diez días y otros testimonios se refieren a un solo día con actividades preparatorias en los días previos.

yulin.png
Ubicación de Yulin, China, donde tiene lugar este polémico festival

Ubicación de Yulin, China, donde tiene lugar este polémico festival

El festival fue recibido inmediatamente con protestas y rechazo, y no ha dejado de ser controversial en los casi 14 años que lleva vigente. La sociedad civil local e internacional han instado a las autoridades a prohibir su realización, mientras que algunos sectores de la población, los comerciantes de carne de perro y los restaurantes de Guangxi los han enfrentado apelando al derecho de preservar las tradiciones. La administración municipal ha buscado posicionar al festival como una iniciativa turística orientada a generar ingresos valiosos para una ciudad rural de bajos recursos en una de las provincias menos prósperas de toda China.

Alrededor del 70 por ciento de la población de Yulin nunca ha comido carne de perro. De acuerdo a una serie de encuestas, parece existir un importante apoyo para poner fin no solo al festival de esa ciudad, sino también al comercio de carne de perro en sí mismo y en todo país. Si bien lo mismo ocurre con la carne de gato, el comercio de este producto no es, y nunca ha sido, tan grande ni tan generalizado como el comercio de carne de perro.

A pesar de la pandemia de coronavirus iniciada a fines de 2019 y la consecuente la prohibición temporal de los mercados vivos y húmedos, sumados al decreto emitido por el Gobierno chino declarando a los perros como animales de compañía y, por ende, no ganado, el festival de Yulin igualmente se llevó a cabo en 2020 - aunque en una escala mucho menor. Y nuevamente en 2021 y 2022.

El contexto del mercado de carne de perro

Se estima que en la China de Xi Jinping habitan más de 100 millones de perros y gatos como mascotas. El gigante asiático también alberga la mayor cantidad de perros callejeros del mundo, cuyas cifras ascienden a más de 40 millones, aproximadamente.

El comercio de carne de perro está totalmente fomentado por la actividad criminal basada en el robo y secuestro de mascotas y perros callejeros. Esta situación afecta particularmente a las áreas rurales, donde la mayoría de las personas tienen perros como animales de compañía y guardianes, pero permiten que sus perros deambulen libremente, convirtiéndose en presa fácil para los ladrones de perros.

Fuera del comercio de carne de perro, la legislación china casi no ofrece protección de ningún tipo a ningún animal. Por ejemplo, el antílope tibetano fue cazado furtivamente y llevado al borde de la extinción en la década de 1980. La extracción de bilis de oso, que implica el confinamiento de grandes números de osos asiáticos con el objetivo de extraer bilis de sus vesículas biliares, continúa vigente hasta el día de hoy. Este producto se sigue utilizando en la medicina tradicional china, a pesar de que existe una variedad de alternativas sintéticas disponibles. China también tiene el comercio de pieles más grande del mundo. Allí millones de mapaches, zorros, visones y otros animales son desollados de manera cruel e inhumana para obtener y vender su piel cada año.

Advertencia: Imágenes Gráficas. Venden carne de perro en el Festival de Yulin | NatGeo en Español

La normativa

Desde una perspectiva legal, no existen leyes a nivel nacional que prohíban explícitamente el maltrato a los animales. Si bien existe una ley de protección de la vida silvestre, promulgada en el año 1988, esta regulación tiene por objetivo prohibir el comercio de marfil y el comercio de cuernos de rinoceronte. No obstante, esa misma ley también establece que el propósito principal de los animales silvestres es la domesticación y el consumo humano. Esta imprecisión ha derivado en múltiples interpretaciones sobre el lenguaje de la normativa. Esto se agrava aún más considerando que la responsabilidad de implementar esta ley se ha descentralizado a los gobiernos estatales y locales. En distintos lugares del país ya ha habido una importantísima cantidad de quejas sobre la aplicación deficiente o inexistente de esta norma.

Aunque hubo varios intentos de introducir leyes y políticas orientadas a garantizar el bienestar animal con un abordaje más integral en 2006 (Zhou Ping) y 2009 (Ley de protección animal de la República Popular China), ninguno llegó muy lejos. Además, a pesar de la ausencia de leyes que protejan a los animales en China, sí existe un movimiento de activismo por el bienestar animal en rápido crecimiento. Sus miembros son fundamentalmente jóvenes chinos que están hartos y cansados del maltrato cruel y desenfrenado de los animales en diversas modalidades.

¿Un cambio de tendencia?

En 2020, el Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales de China emitió una declaración oficial subrayando que los perros son animales de compañía y no “ganado” habilitado para el consumo. Ese mismo año, dos ciudades importantes de China continental, Shenzhen y Zhuhai, prohibieron el consumo de carne de perro y gato en sus jurisdicciones. Según las encuestas, la decisión fue apoyada por casi el 75 por ciento de los ciudadanos chinos.

En el resto de la región, se estima que todavía se matan 30 millones de perros al año para obtener carne. Corea del Sur también tiene un pequeño mercado de carne de perro. Allí, algunos adultos mayores suelen consumir “bosintang” -una especie de sopa con carne- durante el verano, a modo de combatir el calor. No obstante, las encuestas de opinión muestran que la mayoría de los coreanos (84%) no consumen carne de perro y tampoco tienen la intención de hacerlo en el futuro. El Gobierno coreano actualmente cuenta con un grupo de trabajo dedicado a investigar y debatir la posibilidad de prohibir su consumo y comercialización. El presidente Yoon Suk-yeol y la primera dama Kim Keon-hee se han declarado a favor de poner fin a la práctica.

Por otro lado, la carne de perro está prohibida en Hong Kong, Taiwán, Tailandia, Singapur y Filipinas, la provincia de Siem Reap en Camboya y en 17 ciudades y regiones de Indonesia.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar