SUSCRIBITE por $49
domingo 19 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Lapidario informe

Belarús: la autocracia aliada de Putin

Un reciente reporte de la ONG "Fredoom house" otorgó al régimen de Belarús una bajísima calidad democracia, gobernada desde 1994 por Aleksandr Lukashenko.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Archivo. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
12 de mayo de 2023 - 15:20

Situada en la frontera norte de Ucrania, Belarús es un pequeño país de apenas un poco más de 200 mil km cuadrados de superficie y una población de casi 10 millones de habitantes. Su líder político desde 1994 es Aleksandr Lukashenko, el único en ostentar desde entonces, el cargo de Presidente del país, creado apenas unos años después de la instauración del país como independiente tras la disolución de la URSS.

Con ese antecedente político, queda bastante claro que la calidad democrática termina resultando muy baja e incluso considerar a este pequeño estado como una dictadura, dadas las graves irregularidades existentes en cuanto a participación política, procesos electorales, funcionamiento del gobierno, libertades civiles y derechos de organización, considerados éstos como parámetros de un estado democrático.

mapa.jpg

Tras llegar a la presidencia en 1994, Lukashenko, rápidamente impulsó una reforma constitucional que demostraba el objetivo de su horizonte político, una cercanía mayor a Rusia, gobernada en ese momento por Boris Yelstin, pero que poco después quedaría bajo el poder de su aliado más importante: Vladimir Putin. El 14 de mayo de 1995, se llevó a cabo un referéndum en el que se decidieron cuatro cuestiones: el cambio de los símbolos nacionales, la mayor integración con Rusia, otorgar al idioma ruso el mismo estatus que al bielorruso y reforzar la presidencia con poderes plenos, incluido el de disolver el parlamento.

Desde entonces, Lukashenko fue reelegido consecutivamente en 2001, 2006,2010,2015 y 2020, siempre con acusaciones por parte de la oposición política de hacerlo mediante fraude y manipulación de las mismas, y siempre ostentado altísimos % de votos, cuestión en que se asemeja bastante a su aliado Vladimir Putin, dueño del poder de Rusia desde 2000.

luskachenko.jpg
Aleksandr Grigórievich Lukashenko, amo y señor en Belarús

Aleksandr Grigórievich Lukashenko, amo y señor en Belarús

Un reciente reporte de " Freedom House", que es una organización no gubernamental con sede en Washington D. C. y con oficinas en cerca de una docena de países que Conduce investigaciones y promociona la democracia, la libertad política y los derechos humanos y se describe como «una voz clara para la democracia y libertad por el mundo y que desde 1972, la organización mide el estado de los derechos políticos y libertades civiles en todos los países del mundo, fue altamente crítico con Belarús al cual define como:

" es un estado autoritario en el que las elecciones están abiertamente amañadas y las libertades civiles están severamente restringidas. En 2020, Alyaksandr Lukashenko, que mantiene un firme control sobre las fuerzas militares y de seguridad, tomó medidas enérgicas contra un movimiento masivo de protesta a favor de la democracia que fue provocado por su reelección en una elección presidencial fraudulenta." " es un estado autoritario en el que las elecciones están abiertamente amañadas y las libertades civiles están severamente restringidas. En 2020, Alyaksandr Lukashenko, que mantiene un firme control sobre las fuerzas militares y de seguridad, tomó medidas enérgicas contra un movimiento masivo de protesta a favor de la democracia que fue provocado por su reelección en una elección presidencial fraudulenta."

Detallamos aquí los puntos críticos por lo cual Belarús no es considerado un estado democrático

Elecciones libres

Si bien existe un límite de dos mandatos de 5 años para el Presidente de acuerdo a la nueva enmienda introducida en la Constitución en 2022, éste será valido a partir del próximo mandato que inicie en 2025, lo cual le permitiría a Lukashenko gobernar hasta 2035, un cargo que ya viene ostentando desde 1994. A su vez, las elecciones de 2022 carecieron de libertad, dado solo 15 de los 55 solicitantes se registraran como candidatos pudieron presentarse. Además, el gobierno arrestó a dos candidatos principales, Siarhei Tsikhanouski y Viktar Babaryka, y obligó a otro, Valery Tsepkalo, a exiliarse antes del día de la votación. Por otra parte, las autoridades no enviaron una invitación oportuna a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), y las elecciones se celebraron sin una misión de observación independiente. La afirmación del gobierno de que Lukashenko ganó el 80 por ciento de los votos fue ampliamente denunciada como fraudulenta.

Por otra parte, el marco legal para las elecciones no cumple con los estándares democráticos, y las autoridades han rechazado las recomendaciones de la OSCE para mejorarlo. Los miembros de las comisiones electorales de todos los niveles están políticamente alineados con el gobierno y dependen de él; De los 1.989 miembros de las comisiones electorales locales formadas para las elecciones presidenciales de 2020, solo se permitió el registro de dos representantes de partidos políticos independientes. Los observadores independientes no tienen acceso a los procesos de escrutinio.

Restricciones a la participación política

La participación en el activismo político puede resultar en la pérdida de empleo, la expulsión de las instituciones educativas, campañas de desprestigio en los medios de comunicación, multas, la confiscación de propiedades y el encarcelamiento. Los partidos políticos enfrentan desafíos formidables cuando buscan el registro oficial. Las iniciativas políticas son perseguidas activamente y pueden dar lugar a cargos penales para sus líderes. Las autoridades hostigan y amenazan a opositores políticos, figuras públicas y disidentes políticos a través de los medios estatales. Los ciudadanos y los candidatos políticos tienen limitadas sus oportunidades de expresar sus opiniones y tomar decisiones políticas. La participación significativa en la política generalmente no es posible. La policía y el ejército utilizaron violencia , a veces fatal, y arrestaron y detuvieron a más de 33.000 personas para reprimir las protestas en favor de la democracia de agosto a noviembre de 2020, asegurando que Lukashenko permanecería en el poder.

Ausencia de derechos de las minorías

Ningún partido registrado representa los intereses específicos de grupos étnicos, religiosos u otros grupos minoritarios. En los últimos años, las autoridades bielorrusas han disuelto grupos de defensa sin fines de lucro, organizaciones de caridad y organizaciones no gubernamentales (ONG) que representaban los intereses de grupos minoritarios, incluidas las personas LGBT+ y las personas que viven con discapacidades.

Concentración del poder público

La constitución confiere poder al presidente, afirmando que los decretos presidenciales reemplazan la legislación. Lukashenko se considera el jefe de todas las ramas del gobierno, incluido el parlamento, que siempre apoya sus políticas y rara vez inicia la legislación por su cuenta.

Ausencia de justicia independiente

El estado controla al menos el 70 por ciento de la economía, y la corrupción se ve alentada por la falta de transparencia y rendición de cuentas en el gobierno. No hay organismos independientes para investigar los casos de corrupción, y los juicios por corrupción suelen ser cerrados. La clemencia presidencial se ha emitido ocasionalmente para liberar a funcionarios corruptos condenados, algunos de los cuales Lukashenko ha regresado a posiciones de autoridad.

El informe completo sobre la calidad democrática en Belarús revela muchísimas falencias en el funcionamiento normal de un estado de derecho, con lo cual, este pequeño país, que vigila la frontera norte de Ucrania es una dictadura amiga de otro líder al cual le cuesta cumplir con los parámetros esperados de una democracia: Vladimir Putin

putin luskacjenko.jpg

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar